Educando


"Educad a los niños. Educadlos en la tolerancia, en la solidaridad..."
Josefina Aldecoa

El Carnaval Escolar, Visión Socioformativa

El Carnaval escolar es una actividad socioformativa que fortalece los valores y tradiciones de nuestra cultura que nos identifican como dominicanos y dominicanas.

El Carnaval es una manifestación de la cultura popular, enraizada en nuestro imaginario individual y colectivo. En el se expresan valores, tradiciones, costumbres y saberes de nuestras comunidades. Durante el carnaval se transforma el contexto con su colorido, creatividad y alegría, puesta de manifiesto en sus personajes (Robalagallina, Califa, Se me muere Rebeca, Los Africanos, Los Monos Simonicos, La Muerte, los Alí Baba, etc...), comparsas y carrozas.

En las comunidades donde se celebran carnavales, se integran espontáneamente, niños/as, jóvenes, adultos, grupos, instituciones y organizaciones, por lo tanto, el centro educativo no permanece ajeno a esta manifestación y participa activamente.

El Carnaval escolar es una actividad socioformativa que fortalece los valores y tradiciones de nuestra cultura que nos identifican como dominicanos y dominicanas. Esta Secretaria de Estado de Educación, la Dirección General de Currículo y el área de Animación Sociocultural asumen la significación e importancia de esta manifestación de la cultura popular por lo que ha establecido los siguientes propósitos:

Proyectar al centro escolar y a los actores del Sistema Educativo, en un espacio abierto, interactivo y festivo de intercambio de conocimientos, saberes y experiencias, integrado a la comunidad en las diversas manifestaciones que se expresan a través de los carnavales en una muestra de la identidad local, regional y nacional, en las dimensiones socioculturales y naturales.

Fortalecer los valores que conforman nuestro patrimonio tangible e intangible, de las diversas manifestaciones carnavalescas como expresión de la cultura popular local, regional y nacional.

Promover el pase generacional de los elementos tradicionales que caracterizan los carnavales locales y regionales, (caretas, vestuarios, utensilios, bailes, personajes).

Incorporar la creatividad popular dentro de la Multiculturalidad a las tradiciones carnavalescas representativas de las comunidades.

Para alcanzar estos propósitos, el rol del director del centro escolar juega un papel fundamental, pues sobre él recae gestionar y facilitar la integración de maestros/as, alumnos/as y personal de apoyo del centro educativo; pero mayor aún es su responsabilidad porque debe reunirse y establecer acuerdos de colaboración con otras instituciones y grupos de la comunidad que apoyan y trabajan el carnaval. En otras palabras, es establecer redes de apoyo al centro escolar, tendentes a fortalecer el vínculo con la comunidad, fortaleciendo el liderazgo institucional impactando así positivamente en la calidad de la gestión educativa en su centro escolar y en la transformación de sus comunidades.

A continuación, algunas sugerencias que pueden ser impulsadas de acuerdo a sus particularidades como centro escolar y de acuerdo a su realidad local:

Facilitar que maestros/as organicen con sus alumnos/as las acciones de carnaval escolar.

Promover la participación en: investigaciones, paneles, Conversatorios, encuentros, seminarios, excursiones y otros, relativos al carnaval. Se sugiere invitar personajes de la comunidad a realizar intercambios y/ o actividades sobre el origen del carnaval y sus diferentes manifestaciones.

Facilitar los espacios adecuados para la realización de talleres y cursos sobre confección de trajes, caretas y accesorios del carnaval local.

Los centros educativos pueden también realizar sus desfiles de carrozas y comparsas como una muestra representativa de la comunidad, donde participen sus personajes propios.

Encaminar acciones de integración y participación de las autoridades civiles y militares en estas actividades.

Una recomendación final importante que hacemos es que los accesorios que se utilicen deben ser preparados con objetos que no causen daño a ningún integrante de la comunidad educativa y en sentido general de la comunidad; hay que preservar nuestras tradiciones y costumbres en el marco del respeto mutuo y la convivencia pacífica.

Por: Área de Animación Socio-Cultural del MINERD

Descripción imagen: Los centros educativos junto a las diferentes organizaciones de la comunidad pueden formar su desfile, con los personajes que caracterizan el pueblo o sector.