Educando


"No hay espectáculo más hermoso que la mirada de un niño que lee"
Günter Grass

El Carnaval Escolar, Visión Socioformativa

El Carnaval escolar es una actividad socioformativa que fortalece los valores y tradiciones de nuestra cultura que nos identifican como dominicanos y dominicanas.

El Carnaval es una manifestación de la cultura popular, enraizada en nuestro imaginario individual y colectivo. En el se expresan valores, tradiciones, costumbres y saberes de nuestras comunidades. Durante el carnaval se transforma el contexto con su colorido, creatividad y alegría, puesta de manifiesto en sus personajes (Robalagallina, Califa, Se me muere Rebeca, Los Africanos, Los Monos Simonicos, La Muerte, los Alí Baba, etc...), comparsas y carrozas.

En las comunidades donde se celebran carnavales, se integran espontáneamente, niños/as, jóvenes, adultos, grupos, instituciones y organizaciones, por lo tanto, el centro educativo no permanece ajeno a esta manifestación y participa activamente.

El Carnaval escolar es una actividad socioformativa que fortalece los valores y tradiciones de nuestra cultura que nos identifican como dominicanos y dominicanas. Esta Secretaria de Estado de Educación, la Dirección General de Currículo y el área de Animación Sociocultural asumen la significación e importancia de esta manifestación de la cultura popular por lo que ha establecido los siguientes propósitos:

Proyectar al centro escolar y a los actores del Sistema Educativo, en un espacio abierto, interactivo y festivo de intercambio de conocimientos, saberes y experiencias, integrado a la comunidad en las diversas manifestaciones que se expresan a través de los carnavales en una muestra de la identidad local, regional y nacional, en las dimensiones socioculturales y naturales.

Fortalecer los valores que conforman nuestro patrimonio tangible e intangible, de las diversas manifestaciones carnavalescas como expresión de la cultura popular local, regional y nacional.

Promover el pase generacional de los elementos tradicionales que caracterizan los carnavales locales y regionales, (caretas, vestuarios, utensilios, bailes, personajes).

Incorporar la creatividad popular dentro de la Multiculturalidad a las tradiciones carnavalescas representativas de las comunidades.

Para alcanzar estos propósitos, el rol del director del centro escolar juega un papel fundamental, pues sobre él recae gestionar y facilitar la integración de maestros/as, alumnos/as y personal de apoyo del centro educativo; pero mayor aún es su responsabilidad porque debe reunirse y establecer acuerdos de colaboración con otras instituciones y grupos de la comunidad que apoyan y trabajan el carnaval. En otras palabras, es establecer redes de apoyo al centro escolar, tendentes a fortalecer el vínculo con la comunidad, fortaleciendo el liderazgo institucional impactando así positivamente en la calidad de la gestión educativa en su centro escolar y en la transformación de sus comunidades.

A continuación, algunas sugerencias que pueden ser impulsadas de acuerdo a sus particularidades como centro escolar y de acuerdo a su realidad local:

Facilitar que maestros/as organicen con sus alumnos/as las acciones de carnaval escolar.

Promover la participación en: investigaciones, paneles, Conversatorios, encuentros, seminarios, excursiones y otros, relativos al carnaval. Se sugiere invitar personajes de la comunidad a realizar intercambios y/ o actividades sobre el origen del carnaval y sus diferentes manifestaciones.

Facilitar los espacios adecuados para la realización de talleres y cursos sobre confección de trajes, caretas y accesorios del carnaval local.

Los centros educativos pueden también realizar sus desfiles de carrozas y comparsas como una muestra representativa de la comunidad, donde participen sus personajes propios.

Encaminar acciones de integración y participación de las autoridades civiles y militares en estas actividades.

Una recomendación final importante que hacemos es que los accesorios que se utilicen deben ser preparados con objetos que no causen daño a ningún integrante de la comunidad educativa y en sentido general de la comunidad; hay que preservar nuestras tradiciones y costumbres en el marco del respeto mutuo y la convivencia pacífica.

Por: Área de Animación Socio-Cultural del MINERD

Descripción imagen: Los centros educativos junto a las diferentes organizaciones de la comunidad pueden formar su desfile, con los personajes que caracterizan el pueblo o sector.