Educando


"Enseñar es aprender dos veces"
Joseph Joubert

La Alimentación en nuestro País

Existe la necesidad de una alimentación más sana que la acostumbrada, en armonía con lo que ahora sabemos gracias a las ciencias modernas.A propósito del Día Mundial de la Alimentación

Los seres humanos debemos alimentarnos de manera adecuada para poder desarrollar todas nuestras potencialidades y vivir una existencia plena.

Durante la niñez es fundamental una buena alimentación pues esta nos permite un crecimiento sano, con plenitud de nuestras facultades físicas y mentales, nosotros como padres debemos procurar que nuestros niños/as reciban los nutrientes necesarios para un sano desarrollo.

Saber alimentarse en forma sana, constituye sin duda uno de los puntos básicos para prolongar la juventud y evitar una vejez prematura y achacosa.

Existe la necesidad de una alimentación más sana que la acostumbrada, en armonía con lo que ahora sabemos gracias a las ciencias modernas.

La alimentación en nuestro país está muy ligada a la producción agrícola, ganadera y a la historia de nuestros pobladores indígenas. Los Taínos se alimentaban de las plantas y animales que existían en la isla.

La yuca, con la que elaboraban el casabe, la yautía, las frutas, los peces y la jutía, eran parte de su dieta alimenticia. En nuestra alimentación actual todavía conservamos parte de estas costumbres.

Los españoles trajeron consigo sus costumbres y sus productos: cereales, como el trigo, y la avena, lentejas y garbanzos, carnes de res, cerdo, aves y salazones de carne y pescado.

La población originaria de África también aportó su forma de alimentarse y cocinar.

Otros inmigrantes como los árabes, chinos, italianos, también han influido en nuestra alimentación.

La alimentación dominicana por regiones:

Nuestra alimentación varia por regiones, el Cibao es la zona del país donde hay una mayor producción agrícola y ganadera. Esta es también la de mayor influencia española.

Su comida es rica y muy variada, sus platos típicos son el sancocho, cerdo asado, y la bandera dominicana (arroz, habichuela y carne). Esta región tiene además la tradición de alimentarse con víveres: plátanos, rulos, yautía, yuca; aquí son típicos los pasteles en hojas.

En las comunidades costeras de esta región como Puerto Plata, Nagua, Sánchez y Samaná se consume pescados y mariscos.

El cangrejo y el pescado con coco son típicos de Samaná por influencia de los cocolos norteamericanos que llegaron hace más de cien años a esta zona del país.

Por la oleada de inmigrantes que ha recibido la región Sureste, las costumbres son más variadas, hay mayor influencia africana debido a las plantaciones de caña.

La llegada de los negros libres, procedentes de las Antillas Menores inglesas, influyó en los tipos de comidas: el pescado con coco, domplin, y yaniqueque son algunos ejemplos de los alimentos que elaboran.

Es importante también la influencia árabe, sobre todo en San Pedro de Macorís.

En la región Sureste predomina la utilización del maíz en la elaboración de los platos típicos: chenchen, majarete y arepas.

El consumo de la carne de chivo en nuestro país se debe principalmente a la influencia de la cocina de los negros esclavos y de los haitianos.

La alimentación en América

En nuestro continente los alimentos vegetales que existían antes de la llegada de los españoles eran muy variados. Algunos de ellos fueron llevados a Europa y constituyen parte de la dieta básica de ese continente y del resto del mundo.

Al llegar al continente Americano los españoles trajeron consigo animales y plantas desconocidas en estas tierras, a estos se les denomina exóticos, pero que hoy junto a otras especies son frecuentes su uso en nuestra cocina.

El Caribe

En las islas del Caribe, aunque la población indígena desapareció, el arte culinario típico hay una gran influencia de sus tradiciones.

También se utilizan los mismos alimentos básicos.

América Central

En América Central y México, la alimentación básica era el maíz, los frijoles o habichuelas, ajíes, aguacates y tomates. Sus platos típicos actuales siguen siendo los mismos tradicionales.

La cultura del maíz

Predomina en América Central según las creencias de los mayas quiches, el hombre fue hecho de maíz como parte de su ser y por tanto alimento sagrado, por eso hacían una siembra racional y limitada a sus necesidades alimentarias. Entre la población actual, tanto indígena como mestiza perdura esta leyenda.