Educando


"Si te atreves a enseñar, no dejes de aprender"
John Cotton Dana

La canción escolar

La canción es una actividad participativa y creativa, que crea en los/as niños/as una actitud positiva de cara a su proceso de aprendizaje. 


Impacto de la Canción en los/as Niños/as

La canción, además de ser uno de los recursos lúdicos que tenemos más a mano y disponible en cualquier momento, es un importante instrumento educativo, según las consideraciones de expertos.

Puede utilizarse para conseguir distintos objetivos, pero siempre hace que el camino para llegar a los estudiantes sea fácil y divertido.

La actividad musical permite lo siguiente en los niños:

-Desarrolla el oído musical de niños y niñas, facilitando su introducción al mundo de la música y le ayuda a reconocer y distinguir los distintos sonidos que nos acompañan en nuestra vida cotidiana.

Hay canciones, sobre todo dirigidas a los más pequeños, en las que aparecen onomatopeyas o sonidos conocidos por el/la niño/a; cantar este tipo de canciones les ayuda a identificar estos sonidos cuando aparecen en contexto.

-Favorece la expresión artística. A menudo podemos ver, en las clases de niños/as de 5 o 6 años, una pared llena de dibujos elaborados a partir de las audiciones de las canciones y en los que se reflejan elementos o motivos que aparecen en las letras.

-Ayuda a anticipar, organizar y sincronizar el movimiento. Bailar, dar palmas o caminar al ritmo de una canción son actividades que trabajan ritmo y movimiento conjuntamente.

-Acompañar el canto con algún instrumento ayuda a la estimulación del tacto, ya que no todos los instrumentos se tocan de igual manera ni dejan la misma sensación en las manos. Resulta divertido y enriquecedor seguir el compás de una canción con instrumentos musicales de ejecución táctil.

 -Desarrolla la imaginación y la capacidad creativa. Ofrecen elementos suficientes para desarrollar la imaginación y la capacidad creativa de niños/as.

 -Refuerza la memoria. Un aspecto muy importante que trabajan las canciones es la memoria; algunas estructuras lingüísticas se fijan más fácilmente en la memoria acompañadas de música.

-Ayuda en el tratamiento de los problemas de lenguaje. Algunos/as niños/as tienen problemas de pronunciación u otro tipo de problemas o retrasos en el aprendizaje del lenguaje. Gracias a las canciones, el/la niño/a trabaja sus dificultades lingüísticas sin que esto suponga un gran esfuerzo para él.

-Ayuda a exteriorizar las emociones. Una canción permite llegar al corazón de los/as niños/as. A veces podemos adivinar su estado de ánimo oyendo las canciones que escoge espontáneamente.

La músico-terapia trabaja mucho en este sentido, no sólo para hacer un diagnóstico del niño/a sino también para tratar de mejorar su estado emocional con la ayuda de la música y las canciones.

-Facilita las relaciones sociales con los demás. Gracias al canto coral, es decir, a cantar con otros/as niños/as, nuestros hijos aprenden a relacionarse con sus compañeros.

- Integración. No debemos olvidar que las canciones populares son una valiosa fuente de aspectos culturales. Con ello queremos decir que enseñar una canción a un niño/a es mostrarle un elemento más de la sociedad en la que vive, y por lo tanto le ayuda a integrarse mejor en ella.

La Canción como instrumento pedagógico-didáctico

Permite:

-Ampliar el vocabulario de los/as niños/as y mejorar notablemente los problemas de lenguaje que puedan presentar.

-La adquisición de nuevos conocimientos en forma divertida y entretenida, facilitando la obtención de aprendizajes significativos.

-Crear un ambiente propicio para el desarrollo de las actividades planificadas, motivando el interés y la participación de los/as alumnos/as.

-Romper con la monotonía existente en las aulas escolares, al ser un recurso innovador, fácil de integrar con las diferentes áreas académicas.

-Facilitar el rol del docente, en lo referente a la búsqueda de materiales didácticos efectivos que contribuyan en el fortalecimiento y mejoramiento del proceso de enseñanza- aprendizaje.

-Contribuir en la formación integral de los/as alumnos/as, por cuanto permite desarrollar en ellos/as diferentes aspectos, académicos y afectivos, incluyendo sus capacidades creativas y de participación.

Se recomienda:

  • Utilizar de forma constante la canción como recurso eficiente para el logro de los objetivos educacionales.
  • Seleccionar canciones que estén acorde con la edad cronológica de los/as niños/as y su desarrollo psicosocial, además que respondan a las diversas necesidades de aprendizaje que manifiesten los/as alumnos/as en un momento determinado.
  • Motivar adecuadamente la participación de los/as niños/as al trabajar con las diferentes canciones que se puedan seleccionar, esto para asegurar el logro de las metas trazadas.
  • Crear un "Banco de Canciones", que contenga canciones elegidas por los/as niños/as, de diversos temas y que puedan ser utilizadas durante todo el año escolar.
  • Valorar la canción como un instrumento que permite estrechar las relaciones establecidas entre alumnos/as y docentes, y que además propicia el trabajo en grupo y cooperativo entre los/as niños/as.

En contraposición a la didáctica tradicional inflexible, autoritaria, memorística, acrítica, irreflexiva y desmotivadora, la actividad poético-musical debe irrumpir como una alternativa didáctica en el aula, y también fuera de ella.

La música estimula, crea el ambiente armónico, produce efectos psicológicos de adaptación y actitud positiva hacia el aprendizaje efectivo, agradable y duradero.

Relacionados:

 Himnos Patrios y Canciones Escolares

Fuentes:
Bladimir Aguilera O.
Monografías. Com 


Clasificación Curricular:
Todos Básica Educación Artística Conocimiento del esquema corporal por medio de ejercicios de las diversas disciplinas artísticas.