Educando


"La educación es el vestido de gala para asistir a la fiesta de la vida"
Miguel Rojas Sánchez

Adivinanzas

Pon en práctica tus habilidades y diviértete al mismo tiempo con estas adivinanzas cortos que te proporcionamos. Para que las disfrutes más, te sugerimos que las revises con un amiguito/a.

Para ver las respuestas, sombrea el texto (hacer clic y arrastrar el puntero).
 

Tengo nombre de animal,
cuando la rueda se pincha
me tienes que utilizar.

El gato


Todos me quieren para descansar
¡si ya te lo he dicho!
no pienses más.

La silla


Te la digo y no me entiendes,
te la repito y no me comprendes.

La tela


Soy ave y soy llana,
pero no tengo pico ni alas.

Avellana


Me gustaría ser tigre pero no tengo su altura,
cuando escuches un “miau” lo adivinaras sin duda

El gato


Llevo dinero y no soy banquero,
papel o metal, lo que sea me da igual.

La cartera


Redondo soy como un pandero,
quien me tome en verano que use sombrero.

El sol


Es pequeño como una pera,
pero alumbra la casa entera.

El bombillo


En rincones y entre ramas
mis redes voy construyendo,
para que moscas incautas,
en ellas vayan cayendo.

La araña


Y lo es
Y lo es
y no lo adivinarás
aunque te dé en un mes.

El hilo


Cinco hermanos muy unidos
que no se pueden mirar,
cuando riñen aunque quieras
no los puedes separar.

Los dedos


Soy animal en el campo,
soy pintura en la ciudad
y mi nombre como dice Braulio
en esta adivinanza esta.

El paso de cebras


Si me nombras desaparezco,
¿quién soy?

El silencio


Iba una vaca de lado,
luego resultó pescado.

El bacalao


Desde el lunes hasta el viernes,
soy la última en llegar,
el sábado soy la primera
y el domingo a descansar

La letra S


Tengo nombre de mujer,
crezco en el fondo del mar,
en la arena de la playa
tú me podrás encontrar.

La concha


Lleva años en el mar
y aún no sabe nadar.

La arena


No son flores,
pero tienen plantas y olores.

Los pies


Estoy en la guerra y huyo del cañón.
Estoy en el altar y no estoy en la iglesia.
Estoy en la flor y no en la planta.

La letra R


Dos hermanas diligentes
que caminan al compás,
con el pico por delante y los ojos por detrás.

Las tijeras


Un platito de avellanas
que de día se recogen
y de noche se desparraman.

Las estrellas


Pobrecito, pobrecito,
todo el día sin parar
y no sale de su sitio.

El reloj


¿Quién es algo
y nada a la vez?

El pez


Con mi cara roja, mi ojo negro y mi vestido verde
a todo el campo alegro.

La amapola


Es cómo una paloma blanca y negra,
pero vuela sin alas y habla sin lengua

La carta


Alto alto como un pino,
pesa menos que un comino.

El humo


Una caja pequeñita,
blanquita como la cal,
todo la saben abrir,
nadie la sabe cerrar.

El huevo


En el mar no me mojo,
en las brasas no me quemo,
en el aire no me caigo
y me tienes en los labios.

La letra A


Todos pasan por mí, yo nunca paso por nadie.
Todos preguntan por mí, yo nunca pregunto por nadie.

La calle


Tul y no es tela,
pan, pero no de mesa.

El tulipán


¿Cuál es de los animales
aquel que en su nombre
tiene las cinco vocales?

El murciélago


Verde nace, verde se cría
y verde sube
los troncos arriba.

La lagartija


Si lo escribes como es,
soy de la selva el rey.
Si lo escribes al revés
soy tu Papá Noel.

El león


Murcia me da medio nombre,
una letra has de cambiar,
mas cuando llegues al lago,
mi nombre podrás terminar.

El murciélago


Es la reina de los mares,
su dentadura es muy buena,
y por no ir nunca vacía,
siempre dicen que va llena.

La ballena


Verde como el campo,
pero campo no es.
Habla como el hombre,
pero hombre no es.

El loro


Ven al campo por las noches
si me quieres conocer,
soy señor de grandes ojos
cara seria y gran saber.

El búho


Tengo tinta y tengo plumas
y brazos tengo de más
pero no puedo escribir,
porque no aprendí jamás.

El calamar


Una vieja arrugadita
que de joven daba vino
y ahora es una frutita.

La pasa


Verde por fuera
roja por dentro
y con bailarinas en el centro.

La sandia


Vengo de padres cantores
aunque yo no soy cantor,
traigo los hábitos blancos
y amarillo el corazón.

El huevo


Yo soy el diminutivo
de una fruta muy hermosa,
tengo virtud provechosa,
en el campo siempre vivo y mi cabeza es vistosa.

La manzanilla


Zorra le dicen, ya ves,
aunque siempre del revés,
se lo come el japonés
y plato muy rico es.
¿Qué es?

El arroz


Si quieres las tomas y si no las dejas,
aunque suelen decir que son comida de viejas.

Las lentejas


Campanita, campanera,
blanca por dentro,
verde por fuera,
si no lo adivinas,
piensa y espera.

La pera


Una madre con cien hijas
y a todas pone camisas.

La granada


Ave tengo yo por nombre,
llana es mi condición.
Él que no acierte mi nombre,
es porque no presta atención.

La avellana


Blancos y larguiruchos,
nos fríen en la verbena,
dorados y calentitos,
nos comen el nene y la nena.

Los churros


Aparece por delante,
por los lados, por la espalda,
te descuidas un instante
y te levanta la falda. Cabeza de hierro,
cuerpo de madera,
si te piso un dedo,
¡menudo grito pegas!

El martillo


Me llegan las cartas
y no sé leer
y, aunque me las trago,
no mancho el papel.

El buzón


Siempre me arrinconan
sin acordarse de mí,
pero pronto que me quieren
cuando tienen que subir.

La escalera


Tiene agujas y no cose,
no se mueve, pero anda,
si le das cuerda funciona
y el paso del tiempo señala.

El reloj


Es grande como un ratón,
pero guarda la casa como un león.

La llave


En tus manos limpio, en tus ventanas sucio,
si sucio, me ponen limpio, si limpio, me ponen sucio.

El pañuelo


Cien amigas tengo,
cien sobre una tabla,
pero si no las tocas,
no te dirán nada

El piano


Soy bonito por delante
algo feo por detrás;
me transformo a cada instante,
ya que imito a los demás.

El espejo


En las manos de las damas
a veces estoy metido,
unas veces estirado
y otras veces encogido.

El abanico


Aparece por delante,
por los lados, por la espalda,
te descuidas un instante
y te levanta la falda.

El viento


Nace en el monte,
muere en el mar,
y nunca regresa a su lugar

El rio


¿Qué será lo que es?
Que mientras más grande, menos se ve.

La oscuridad.


Salimos cuando anochece,
nos vamos si canta el gallo,
y hay quien dice que nos ve
cuando le pisan un callo.

Las estrellas


Que es una cosa extraña
a la que todos tememos,
que cuanto más grande se hace,
menos y menos la vemos.

La oscuridad


Somos más de mil hermanas
que bajo el mismo techo vivimos,
por la noche estamos de fiesta
y por el día dormimos.

Las estrellas


Está en el edificio,
también en la maceta,
la llevas en el pié,
la coges en la huerta.

La planta

Descripción imagen:


Clasificación Curricular:
2° Básica 3° Básica 4° Básica Lengua Española Comprensión y producción cuentos, adivinanzas, canciones, refranes.