Educando


"Si te atreves a enseñar, no dejes de aprender"
John Cotton Dana

Asueto de Semana Santa

En esta Semana Santa integrémonos a las actividades cristianas y vamos a divertirnos sanamente en familia y con los amigos/as.

El asueto de la Semana Santa es propicio para crecer espiritualmente en espacios de meditación, convivencias, campañas, caminatas, procesiones y conferencias que la diversidad de iglesias y templos ofrecen y coordinan durante el año.

Este es un espacio propicio para reflexionar sobre el valor de la vida y la muerte. Es tiempo de reconocer el sacrificio que por la vida eterna de la humanidad realizó Jesucristo en representación del Padre.

Durante esta semana los/las jóvenes participan en retiros, coros, rondallas, campañas, caminatas, pantomimas, poesías, y dramatizaciones bíblicas que los llevan a conocer más sobre la Vida y Muerte de Jesús de Nazaret.

También son organizadas excursiones, visitas en grupos de amigos y amigas y en familia a museos y zonas históricas, coloniales y templos en busca de conocimiento y aprendizaje.

Todas estas actividades serían excelentes para desarrollarlas durante la Semana Mayor, porque de esta manera recordamos el sacrificio realizado por Jesús, hijo de Dios, por toda la humanidad.

En este período disfrutamos de atenciones familiares y vecinos que se mantienen atentos a nuestros gustos y tradiciones alimenticias: así nos pasamos las habichuelas con dulce, las habas y chacá.

Que mejor momento que este para desarrollar la habilidad de escuchar en silencio, los sonidos de las aves y otros animales, el viento y la movilidad de las ramas de los árboles, entre otros.

Los que determinan no retirarse a otros lugares cuentan con opciones de reunirse con los amigos, vecinos, colocar piscinas plásticas, montar bicicleta, patinar, jugar béisbol, baloncesto, entre otras actividades.

Si decidimos tomar este período para visitar playas y balnearios es necesario que tomes medidas preventivas como no exponerse mucho al sol para evitar una insolación y no ingerir bebidas alcohólicas.

Es importante tomar en cuenta no entrar al agua inmediatamente después de comer debido a que esto podría provocar en el mejor de los casos una indigestión y otros síntomas que podrían llevar a una persona a ahogarse.

En las playas y balnearios también debemos tomar en cuenta el manejo de los alimentos para que estos no se contaminen y provoquen las intoxicaciones.

En esta Semana Santa Educando exhorta a todos los dominicanos a reflexionar sobre la obra de Jesús y a disfrutar con comedimiento para que luego de este período nos integremos a nuestras obligaciones con las pilas cargadas.      

Por: Educando

Artículos Relacionados: 

Reflexiones de Semana Santa

Medidas preventivas en Semana Santa