Educando


"No hay espectáculo más hermoso que la mirada de un niño que lee"
Günter Grass

El Cuidado de los Libros

Todos los libros sufren una degradación normal debido al paso del tiempo. A su vez, el uso reiterado e intensivo por parte de distintos lectores, acelera este deterioro.

Proteger y cuidar tus libros, es un deber, pues esto forma parte de las obligaciones de los estudiantes.

Todos los libros sufren una degradación normal debido al paso del tiempo. A su vez, el uso reiterado e intensivo por parte de distintos lectores, acelera este deterioro.

Si sumamos a esto una manipulación descuidada y muchas veces irresponsable, que se evidencia en libros subrayados o marcados con resaltadores, con manchas de bebida o comida, desencuadernados y con hojas faltantes, el deterioro se transforma en pérdida definitiva del material.

Los libros de la Biblioteca también son tus libros, y deben perdurar para que las futuras generaciones también puedan disfrutarlos.

En Educando te ayudamos a cuidar tus libros, sólo toma en cuenta estas recomendaciones:

• En el área de colecciones no se permite fumar comer ni beber. No solamente por las manchas involuntarias, sino también por los insectos que atraen.

• No uses tinta de ningún tipo, ni escribas en los libros. Cerca de los objetos de la colección sólo el uso de lápiz esta permitido (para evitar escrituras involuntarias).

• No escribas en los márgenes de libros o documentos, ni los subrayes. No toda la gente busca la misma información en un libro y las marcas dificultan y alteran la lectura.

• Informa al personal si encuentras libros con páginas cerradas (pegadas). No está permitido que cortes, tu mismo, las páginas.

• No apiles más de tres libros, ni los coloques sobre el piso, ni te recuestes sobre los libros u otros objetos de la colección, se ensucian y deterioran.

• Lava y seca muy bien tus manos antes de manipular libros, no utilices cremas, ensucian las hojas y atraen insectos.

• No coloques marcadores, ni enganches notas a los libros o documentos, pueden romper las hojas.

• No dobles las esquinas de las páginas, se quiebran.

• En las salas están prohibidas las tijeras, abrochaduras e instrumentos cortantes de todo tipo para evitar accidentes.

• No transportes más de tres libros por vez (o uno grande) para evitar caídas y golpes .

Entre todos, podemos cuidar y proteger los libros que utilizas para tu aprendizaje y que con el tiempo se convertirán en tu Biblioteca personal.