Las amistades de tus hijos

Las amistades de tus hijos

Las amistades de nuestros hijos/as, suelen tener efectos en varias áreas de sus vidas: cómo se desarrolla en la escuela, cómo pasan su tiempo y cómo se comportan en lugares públicos. Te invitamos a comprender ciertos aspectos para que los ayudes a estable

Los jóvenes que tienen dificultades para formar amistades generalmente tienen un nivel más bajo de autoestima, no se destacan en la escuela, a veces no terminan la secundaria, o padecen de una variedad de problemas psicológicos como si fueran adultos.

Los niños de todas las edades necesitan sentir que encajan en su vida social, que están en su ambiente. Al llegar a la adolescencia, la necesidad de ser "parte del grupo" es más fuerte que a ninguna otra edad. Las amistades se estrechan, los vínculos son muy importantes y ayudan a los jóvenes a determinar quiénes son y hacia dónde van. Es frecuente que formen grupos pequeños, cada uno con su identidad especial: los deportistas, los estudiosos, los transgresores, etc.

Muchos padres se preocupan de que los amigos de sus hijos ejerzan demasiada influencia en sus vidas y que su propia influencia vaya disminuyendo. Los padres se preocupan todavía más si los amigos de sus hijos los animan a participar en actividades peligrosas o dañinas.

“El mejor tipo de amigo es aquel con quien te puedes sentar en el patio y columpiarte con él, sin decir una palabra, y después irte sintiendo como si hubiera sido la mejor conversación que jamás tuviste”.

Es cierto que no sabemos lo que tenemos hasta que lo perdemos, pero también es cierto que no sabemos qué nos está faltando hasta que llega.

¡Darle a alguien todo tu amor es garantía de que te amará de vuelta! No esperes amor a cambio, sólo espera a que crezca en su corazón, pero si no lo hace, alégrate de que creció en el tuyo.

No te fijes en las apariencias, puedes decepcionarte. No te fijes en la riqueza, incluso eso se desvanece. Fíjate en alguien que te haga sonreír porque se necesita sólo una sonrisa para hacer que un día oscuro parezca claro. Encuentra al que hace sonreír a tu corazón.

Varios estudios han demostrado que los amigos ejercen influencia sobre las actitudes y comportamiento y que, al pasar el tiempo los amigos se parecen cada vez más entre sí: en sus actitudes y en su comportamiento. Por ejemplo, los adolescentes cuyos amigos se identifican a sí mismos como problemáticos en la escuela, tienden a aumentar su propio mal comportamiento en el transcurso del año escolar.

La influencia de los amigos se siente mucho más entre los grados de séptimo a segundo medio. Durante esta etapa los amigos influyen en los gustos en la música, la ropa y los peinados, así como en las actividades en las que quieran participar.

Sin embargo, los amigos no reemplazan a los padres. Los padres tienen siempre un rol muy importante en la vida de sus hijos. Los adolescentes tienden a buscar a los padres en algunos momentos más que a sus amigos cuando se trata de qué planes hacer después de la secundaria, qué carrera elegir y qué valores religiosos y morales seguirán. Por supuesto que la influencia de los padres es más efectiva cuando la relación entre el padre y el hijo es fuerte.

Las malas compañías ya no hay que buscarlas fuera de la casa. Muchas veces Se encuentran dentro de ella, entretienen, divierten y pervierten, hacen que los hijos jueguen a destrozar personas a pedazos, con sangre casi de verdad, sin inmutarse.

Estos amigos peligrosos de los hijos se llaman videojuegos y desde hace una década se han convertido en sus compañeros más asiduos, lo peor es que, en la mayoría de los casos, son los mismos padres quienes a menudo facilitan el acceso de sus hijos a la acción violenta y perniciosa de algunos de estos juegos

Es importante recordar que “un hermano es un amigo que nos da la naturaleza y un amigo es un hermano que nos da la sociedad”.