Educando


"Si te atreves a enseñar, no dejes de aprender"
John Cotton Dana

La bulimia

Esta enfermedad provoca desórdenes en la alimentación que últimamente ha aumentado considerablemente.

La bulimia es un trastorno psicológico causado por varios factores, donde se destaca la ansiedad por una preocupación excesiva en el peso corporal y el aspecto físico.

La característica principal de las personas bulímicas es la incapacidad de dominar los impulsos de comer, y la sensación de culpa tras ingerir muchos alimentos que la llevan a provocarse vómitos.

Esta enfermedad se asocia con la depresión y ocurre más en las mujeres adolescentes que en los hombres.

Cómo se presenta la Bulimia

La persona enferma presenta un episodio de exceso de comida o los llamados atracones, de la cual se libera con el uso de laxantes, pero más frecuentemente se provoca vómito. Utilizando para ello diferentes tipos de utensilios o su propio dedo.

El enfermo desarrolla un comportamiento obsesivo/compulsivo en el comer que lo lleva a vivir constantemente pendiente del baño y de la farmacia más cercana o a no comer fuera de la casa.

Por otro lado, hacen un chequeo minucioso del peso corporal, llegando a pesarse varias veces al día. Seguido de una mirada en el espejo que refleja no la realidad existente, sino la proyección mental que de si mismo que tiene la paciente.

La Bulimia es otro de los desórdenes de la alimentación que últimamente ha aumentado considerablemente. En especial en la población femenina, abarcando rangos antes no previstos, ésta, que comúnmente se enmarcaba en la etapa adolescente, tiene ahora un rango más amplio, aparece en niñas a partir de 5 años y en adultas jóvenes, como consecuencia del culto al cuerpo.

Los estereotipos difundidos a través de los medios de comunicación han afianzado de manera reiterativa este grave problema de salud física y psicológica que causa serios trastornos en el metabolismo y en el equilibrio psicológico y emocional de la persona. Poniendo en peligro la vida, sino no se toman medidas urgentes al respecto.

Es importante, observar de manera sistemática los hábitos alimenticios de nuestros/as hijos/as, pues esta nos permitirá tomar medidas correctivas y buscar ayuda profesional en el caso de cualquier desequilibrio alimenticio.

Debemos orientar adecuadamente nuestra aceptación personal como base esencial de la autoestima y el autoconcepto. Esto es ser auténticos, nos ayuda a ser críticos y coherentes en nuestra forma de pensar y actuar.

El tener un cuerpo esbelto, no implica tomar medidas extremas que ponen en peligro la salud. Más bien, nos estamos refiriendo a llevar una alimentación equilibrada, a hacer ejercicios o practicar algún deporte y como consecuencia de ello, podemos exhibir una figura estilizada, sin poner en juego la salud

La escuela y la familia deben jugar un rol significativo, creando conciencia sobre este tipo de trastorno y de otros relacionados, advirtiendo sobre el peligro que causan los estereotipos en el desarrollo armónico de las personas en las diferentes etapas del proceso psicosexual que afecta considerablemente la socialización de éstas con sus iguales.

Causas

Se desconocen las causas exactas de la bulimia, sin embargo existen factores biológicos, sociales y psicológicos que desvirtúan la visión que el enfermo tiene de su mismo, tal es el caso del temor a engordar, el comportamiento perfeccionista con la figura física, problemas familias, entre otro.

Las personas que padecen de bulimia poseen una baja autoestima y se siente culpable por comer demasiado, situación que lo lleva a provocarse vómito con frecuencia y la ingesta de diversos medicamentos (laxantes y diuréticos).

El comportamiento bulímico se observa en los enfermos de anorexia nerviosa o en personas que llevan a cabo dietas exageradas, pero la bulimia a diferencia de la anorexia no produce perdidas de peso exagerada.

Síntomas

Por lo general los principales síntomas suelen ser la preocupación por el peso corporal y la sensación de comer todo el tiempo perdiendo el control de la ingesta.

En mucha ocasión esta enfermedad pasa desapercibida por los familiares y amigos/as más cercano, ya que el enfermo trata de ocultar los vómitos y las purgaciones.

Cuadro del bulímico

• El enfermo come una gran cantidad de alimentos en un espacio de tiempo muy  
corto.
• No tiene control sobre la ingesta y es tal la ansiedad que cree que no puede parar de comer.
• Para prevenir el aumento de peso y compensar el hastío o el exceso de las comidas se provoca vómitos, utiliza laxantes, diuréticos, fármacos, o recurre a otros medios que le permitan controlar el peso, como la practica abusiva de actividades deportivas.

Tratamiento

Para realizar con éxito el desarrollo del tratamiento el paciente debe ser tratado por un especialista de la salud y contar con la colaboración directa de los familiares.


Artículos Relacionados:

La Anorexia: un tema para reflexionar

Mapa de vidad del y de la adolescente

Descripción imagen: El tener un cuerpo esbelto, no implica tomar medidas extremas que ponen en peligro la salud.