Importancia de asignar tareas a los estudiantes

Importancia de asignar tareas a los estudiantes

Este es un trabajo extra que arrojará como resultado el logro de mejores resultados en las asignaturas. La habilidad que el estudiante gana con las tareas sólo se logra a través de la repetición constante de trabajos.

Este es un trabajo extra que arrojará como resultado el logro de mejores resultados en las asignaturas. La habilidad que el estudiante gana con las tareas sólo se logra a través de la repetición constante de trabajos.

A pesar de que los estudiantes pasan mucho tiempo en el aula, éste no es suficiente para que aprendan en la escuela todo lo que deben saber, para dominar cada lección, por lo que se impone la realización de trabajos fuera del salón clases.

Para que los estudiantes logren dominar los conocimientos básicos como son la lectura, las matemáticas y la escritura se requiere de la asignación de trabajos extras que deben ser realizados en el hogar.

Sin duda alguna que padres e hijos deben integrarse en la realización de los trabajos adicionales o tareas que son asignadas por los educadores tanto en los centros educativos públicos como privados.

Cabe destacar que la habilidad que el estudiante gana con las tareas sólo se logra a través de la repetición constante de trabajos.

Debe ser tomado en cuenta por el educador que unos estudiantes aprenden con más facilidad que otros, por lo que las tareas podrían variar en cada caso. Un gran valor de las asignaciones y deberes escolares radica en que con ellas los estudiantes llegan a convertirse en personas independientes. De igual manera, los obliga a trabajar fuera de la escuela sin necesariamente tener a una persona a su lado.

Esto motiva a aceptar la responsabilidad de hacer sus trabajos en forma correcta y precisa, y es además, uno de los objetivos que persiguen los educadores y educadoras.

Es importante saber que por medio de los deberes ayudamos y contribuimos a que el estudiante aprenda y se organice.

Muchas de las tareas requieren de que los niños y niñas busquen libros especiales en la biblioteca, o que se busquen datos en la Internet, y que reúnan materiales especiales (como cartulinas, lápices de colores, etcétera), que organices su tiempo y cumplan con fechas limites para entregar los trabajos.

Estas son las habilidades que no sólo ayudan a completar los deberes de los escolares, sino que también ayudan al estudiante a organizar su vida de adulto. Como educadores debemos aconsejar a nuestros/as estudiantes a plantearse un compromiso diario con su horario de hacer las tareas, que el momento de hacer sus tareas siempre debe hacerlo a la misma hora y en el mismo lugar, ya que, realizar la tarea a la misma hora crea un buen hábito de estudio.

El lugar donde se hacen las tareas debe contar con ciertas características entre las que están un escritorio o mesa amplia para que los niños puedan extender los libros, las libretas y mapas que usarán.

Idealmente dicho mueble debe estar ubicado cerca de una ventana para que entre luz y debe haber una lámpara que permita iluminar perfectamente toda la superficie.

Lo más importante del lugar que elijan los estudiantes para realizar sus tareas es que no tenga distracciones.

Educando te exhorta, a ti, docente a que incluyas en tu planificación las tareas que asignas a los estudiantes con la finalidad de lograr que puedan crecer en el cumplimiento de sus responsabilidades.