El papel de los/as directores/as de escuelas ante el abuso infantil

El papel de los/as directores/as de escuelas ante el abuso infantil

En este artículo podrás encontrar los roles que deben asumir los directivos de centros educativos ante el abuso infantil.

A pesar de las constantes acciones que se realizan para prevenir el abuso infantil este es un mal que se mantiene latente en nuestra sociedad y las escuelas tanto públicas como privadas no escapan a esta realidad.

A los esfuerzos que ejecutan las autoridades y organismos nacionales e internacionales deben sumarse los esfuerzos que provengan del mismo seno de la sociedad, siendo un buen punto de partida la escuela donde directores de escuelas y docentes se encuentran con muchos casos de abuso infantil.

Esta situación plantea una gran responsabilidad que descansa en los directivos de los centros educativos quienes deben estar pendientes de todo cuanto ocurre en su comunidad educativa. Si fuese necesario tienen la misión de buscar capacitación para docentes y ellos mismos para la prevención del maltrato infantil.

Es de vital importancia que tanto directores/as como maestros/as aprenden a detectar los casos de abuso infantil porque de esto dependerá que puedan contribuir a solucionar estas aberraciones que perjudican a los más indefensos.

En este mes, del abuso infantil es preciso que cada director de escuela realice campañas en sus centros y comunidad para que cada maestro/a esté en condiciones de detectar los casos de niños/as abusados.

Entre los rasgos que deben llamar la atención a directores/as, maestros/as son los cambios en las conductas de los niños/as, pérdida de interés, ya que estos se vuelven retraídos o bien hiperactivos y buscan llamar la atención.

Es conveniente mantener en observación los niños/as provenientes de hogares muy humildes, donde muchos conviven con el alcoholismo de sus padres, la drogadicción de hermanos y allegados, la necesidad de trabajar para sobrevivir y un ambiente de maltrato y abusos.

Una vez que el docente detecta estas señales, debe acercarse más al alumno/a, y al tener la certeza de lo que le sucede, se debe comunicar el hecho al director/a y el orientador del centro.

Los directores, docentes y orientadores de las escuelas al detectar casos de abusos a menores deben acercarse y hablar con los padres para buscar soluciones al problema y en caso de ser necesario pasarlo a instancias competentes.

Es bueno tener claro que los casos de abuso deben ser denunciados o de lo contrario los docentes o directores incurren en omisión, porque de lo contrario podría ser penalizado.

Una de las formas de prevenir el abuso infantil es elevando el nivel de conciencia en padres y madres mediante jornadas de orientación o a través de programas de educación públicas de educación.


ARTÍCULO RELACIONADOS:

Día Internacional de la Eliminación de la Violencia Contra la Mujer

El Abuso Infantil: un tema para enfrentar