Pedro Alejandrino Pina

Pedro Alejandrino Pina

Encontrándose en Curazao conoció la noticia de la proclamación de la independencia del 27 de febrero de 1844, y junto a Duarte y Pérez regresó de inmediato a la patria.

Pedro A. Pina

Encontrándose en Curazao conoció la noticia de la proclamación de la independencia del 27 de febrero de 1844, y junto a Duarte y Pérez regresó de inmediato a la patria.

Nació en la ciudad de Santo Domingo el 20 de Noviembre de 1820.  Miembro de La Trinitaria e Indepedentista. Aficionado a la literatura y la poesía, tuvo el privilegio de estudiar con el presbítero Gaspar Hernández.

Al quedar constituida La Trinitaria en 1838, Pina fue uno de los primeros en integrarse a la organización política patriótica. Lanzados los trinitarios a la participación en la revolución de Prasline, que teniendo por programa de reforma de las instituciones vigentes y el derrocamiento del gobierno Jean Pierre Boyer, Pina promovió junto a otros trinitarios, la tarde del 24 de marzo de 1843, una poblada para dar el grito de Reformas en la plazuela del Carmen.

Impedido por el nuevo presidente haitiano Charles Herard los planes separatista de los trinitarios, fue de los perseguidos y obligados a embarcarse clandestinamente para el extranjero en compañía de Juan Pablo Duarte y Juan lsidro Pérez.

Encontrándose en Curazao conoció la noticia de la proclamación de la independencia del 27 de febrero de 1844, y junto a Duarte y Pérez regresó de inmediato a la patria.

Fue miembro de la Junta Central Gubernativa y en su condición de patriota impidió junto a Duarte y otros independentistas, la concesión de Samaná a Francia y el triunfo de los planes contenidos en el Plan Levasseur y participó en el fallido motín militar del 9 de junio, que buscaba limpiar el gobierno de antinacionales y llevar a Juan Pablo Duarte a la presidencia.

La acción de los trinitarios llevó a Pedro Santana, amparado en su poderío militar, a declarar disuelta la Junta Central Gubernativa y proclamarse jefe supremo de la nación. Su nombre figuró entre los señalados por Santana como traidores a la patria y fue obligado a embarcarse junto con Duarte y varios de sus compañeros, para salir al involuntario exilio a perpetuidad a que fue condenado.

Regresó en 1848 amparado en la amnistía decretada por el presidente Manuel Jimenes, ocupando la Secretaría del Ministerio de Guerra y Marina, con el rango de coronel del ejército.

Con el retorno de los antinacionales al poder, Pina volvió a Venezuela a engrosar la fila de los exiliados de la patria, pero la anexión a España en 1861 lo sacó de su retraimiento y fue de los que ingresó al país por la frontera dominico-haitiana acompañando a Francisco del Rosario Sánchez. Acompañó a José María Cabral en su marcha victoriosa hasta las Matas de Farfán. Junto a Sánchez estuvo Pina en El Cercado y estuvo a punto de ser víctima de Ios intereses antinacionales cuando Timoteo Ogando pudo sacarle con vida hacia Haití, regresando nuevamente a Venezuela.

Con el fin de la Anexión en 1865, regresó al país y se integró al gobierno de Cabral y fue diputado de la Asamblea Nacional Constituyente, gobernador de la provincia de Santo Domingo y Ministerio de Interior y Policía. Disuelta la Constituyente y con la ascensión de Buenaventura Báez a la presidencia, Pina ocupó la dirección de la Suprema Corte de Justicia, en cuya condición permaneció retraído de la política activa, pero ya en 1866 se encontraba sirviendo al movimiento revolucionario iniciado en Santiago de los Caballeros el 24 de abril. En 1869, cuando Báez gestionaba la anexión a los Estados Unidos de Norteamérica, Pedro Alejandrino Pina estuvo acompañando a Cabral en la región Sur, intentando impedir el triunfo de los intereses antinacionales.

En esas actividades nacionalistas estaba cuando falleció en Las Matas de Farfán, el 24 de agosto de 1870.

Tomado de: Enciclopedia Dominicana, Tomo 6, Pag. 16.

Clasificación Curricular: 4° Básica Ciencias Sociales Acontecimientos políticos relevantes en la historia nacional: Independencia, Anexión y Restauración