Movimiento, causas y consecuencias de la Restauración

Movimiento, causas y consecuencias de la Restauración

Educando te desarrolla en este artículo lo que fue, el Movimiento, las causas y consecuencias de la Restauración y los pueblos que defendieron la bandera dominicana.

Movimiento, causas y consecuencias de la Restauración

Educando te desarrolla en este artículo lo que fue, el Movimiento, las causas y consecuencias de la Restauración y los pueblos que defendieron la bandera dominicana.

El Movimiento de la Restauración.

Como movimiento político a) Representa una prolongación de los ideales trinitarios y del liberalismo; b) Constituye una resistencia colectiva de dominicanos bajo la iniciativa y participación de varios de los independentistas del 1844, c) tiene el triple carácter de una guerra civil, anticolonial y nacionalista; d) Comienza a gestarse como movimiento de oposición con las protestas aisladas que se produjeron en los días anteriores a la proclamación anexionista, y en la que sobresalen las de Mella, Arturo de Meriño, Tomás Bobadilla hijo y otros.

En la Revolución Restauradora el 27 de Febrero de 1863 colaboraron Lucas Evangelista de Peña, Norberto Torres, Juan Antonio Polanco, Benito Monción, José se la Cruz Álvarez, José Ramón Luciano y otros futuros Restauradores.

El combate de Guayacanes fue uno de los encuentros más violentos de la Guerra Restauradora, allí combatieron también Monción y Pimentel quienes se arrojaron sobre los cañones Españoles con armas blancas, como era costumbre criolla para eliminar la mortífera artillería enemiga.

Unos de los factores que contribuyó a que los restauradores no utilizaran esa coyuntura para los fines de nuevos ataques lo fue la lucha inter-caudillista agudizada progresivamente.

Causas de la Guerra Restauradora.

Temor a la implantación del monopolio de parte de los cosecheros y comerciantes cibaeños.

La rebelión contra la Anexión, la que se convirtió en el principal baluarte durante los años 1863-1865.

La vuelta de la República Dominicana a la dominación española. Esto implicaría que el país volvería a regirse y a ser administrado por las leyes españolas, el ejército dominicano se convertía en ejército español. Ese acontecimiento liquidó la independencia nacional y fue una negación del ideal trinitario, lo que el pueblo Dominicano no a aceptó porque era lesivo a la soberanía nacional.

La anexión despertó en el pueblo dominicano los ideales patrios y democráticos expresados la Guerra de la Restauración.

Pueblos a favor de la Restauración.

San Francisco de Macorís fue el escenario de la primera protesta armada. El pueblo trató de impedir incluso el acto de cambio de bandera. Se lanzaron voces de "Abajo España" y se hicieron disparos al aire. Esto fue un acto espontáneo.

Esta previa labor y el apoyo del pueblo a la insurrección hizo que en los días siguientes al 16 de agosto diversos poblados se pronunciaran a favor de la Restauración, entre ellos Moca el 30 de agosto, Hato Mayor, el 1ro. de Septiembre, y San Cristóbal el día 7 del mismo mes, para citar un ejemplo por cada región.

Los restauradores fueron derrotados, el 23 de enero de 1864, en el combate de la Sabana de San Pedro, que tuvo lugar cerca de Guanuma, al tratar de penetrar por donde pasaba la línea de defensa con que los anexionistas protegían a Santo Domingo.

En medio de los combates los anexionistas criollos y españoles voceaban ¡Viva España!, ¡Viva la Reina!, y los restauradores ¡Viva la República Domingo!, pero a partir se la muerte de Santana, los vivas anexionistas se oyeron con menos fuerza, porque él era el principal baluarte político y militar de la anexión.

Santana, quien había enfrentado la muerte en varias batallas contra los haitianos y los restauradores, murió de causa natural, el 14 se junio de 1864, en la ciudad de Santo Domingo.

Consecuencias de la Restauración.

Se puso fin al predominio de los hateros en la vida política dominicana.

Se consolidó la independencia dominicana, mostrando los dominicanos los muchos sacrificios que eran capaces de hacer para preservar su independencia.

La victoria de los restauradores fue un estímulo para que Cuba y Puerto Rico, entonces colonias españolas, se lanzaran a la lucha armada independentista contra el colonialismo Español.

Los haitianos renunciaron desde entonces a la idea de apoderarse de la República Dominicana mediante una invasión armada.

El Gobierno Restaurador nombró a muchos cabecillas rebeldes locales, provinciales y regionales con cargos milítales. Al finalizar la contienda, muchos se convirtieron en jefes políticos-militares en sus respectivas zonas, en la que imponían su voluntad arbitraria y antojadizamente, pasando a ser verdaderos "Caciques", surgió de este modo "el caciquismo", y desapareció la centralización política-militar que había imperado durante la Primera República: 1844-1861.

El 3 de marzo de 1865 el gobierno de Madrid mediante el "Real Decreto" determinó el abandono por parte de la España del territorio dominicano. El texto del decreto anulaba la anexión. Como resultado de ello se iniciaron las negociaciones que originaron al Pacto de la quinta de Carmelo, y cuyos acápites lesionaban los intereses de la restitución republicana.

El pacto fue propuesto unilateralmente por la Gándara, y entre otras cosas establecía que los dominicanos debían pagar indemnizaciones por los gasto de guerra del gobierno y la administración española, que el gobierno dominicano "estaba obligado a no enajenar el todo ni parte de su territorio a ninguna nación o pueblo, ni establecer ningún convenio que perjudique los intereses de España, en sus posesiones de las Antillas, sin la intervención y el consentimiento del gobierno español.

ARTÍCULOS RELACIONADOS:

Guerra de la Restauración

Gregorio Luperón

El ideal restaurador y héroes restauradores