Día Mundial de los Humedales

El día 2 de febrero se celebra el Día Mundial de los Humedales y este año está dedicado a la biodiversidad que albergan bajo el lema “Los humedales están llenos de vida”.

Turberas, lagos, ríos, estuarios, pastizales húmedos, manglares, arrecifes de coral, deltas, zonas marinas costeras, bajos de marea, marismas; y también emplazamientos artificiales como arrozales, estanques piscícolas, salinas o embalses. Más de dos mil humedales repartidos por casi 170 países de todo el mundo son hoy motivo de celebración.

Parque Nacional Everglades (Florida, EEUU)

Cada 2 de febrero desde 1977 tiene lugar en todo el mundo el Día Mundial de los Humedales para conmemorar la firma del Convenio de Ramsar (Irán), siendo el principal objetivo “la conservación y el uso racional de los humedales mediante acciones locales, regionales y nacionales y gracias a la cooperación internacional, como contribución al logro de un desarrollo sostenible en todo el mundo”.

Desde entonces, los más de dos millares de emplazamientos que actualmente configuran la lista de Los Sitios Ramsar gozan de una especial protección y son objeto de planes específicos de uso racional.

¿Por qué son tan importantes los humedales?

Estos territorios tienen una importancia de gran magnitud puesto que son ecosistemas que albergan una alta diversidad biológica.

 Delta del río Okavango en Botswana (África)

Son además reguladores naturales del clima y el ciclo del agua y contribuyen en el control de inundaciones y sequías. Generan recursos hidrológicos que suministran agua a poblaciones en su área de influencia, tanto para su consumo como para su uso agrícola y ganadero, y constituyen zonas de actividad laboral o de recreación para los seres humanos como son la pesca y el turismo.

Estos ecosistemas son extensiones marinas, pantanos, de régimen natural o artificial, permanentes o temporales, estancadas o corrientes, dulces, salobres o saladas que no exceden los 6 metros.

Son lugares de refugio para aves como el martín pescador; de peces como el chame; anfibios y tortugas. Por ello, es importante desarrollar actividades encaminadas a aumentar la sensibilización del público acerca de los valores de los humedales y los beneficios que aportan a los ecosistemas.

Dada su importancia en el abastecimiento de agua y la producción de alimentos, los humedales son un elemento clave para alcanzar los objetivos de alivio de la pobreza en todo el mundo. Literalmente pueden salvar vidas, como por ejemplo, los oasis y los manantiales, especialmente en las regiones áridas, que contribuyen a la producción de alimentos en la estación seca y proporcionan agua y pasto para el ganado.

Fuentes

http://www.ambiente.gob.ec/

https://www.sostenibilidad.com/

Recursos