Día del Agricultor

Hoy se celebra el Día Nacional del Agricultor, hombres y mujeres que se dedican a la producción de rubros agrícolas para el consumo local y la exportación.

Según la Real Academia de la Lengua Española (RAE), se le denomina agricultor a la persona que cultiva la tierra.

Sin embargo, desde que hablamos de agricultor, lo asociamos con la persona  que produce los alimentos que ingerimos cada día, debido a esto, no podemos pasar por alto este día tan importante para los hombres y mujeres de la coa como se les denomina.

Cada 15 de mayo en nuestro país, celebramos este día.  El Ministerio de Agricultura es la institución oficial que vigila el trabajo del cultivo y la tierra.

Las actividades agrícolas son las que integran el llamado sector agrícola. Todas las actividades económicas que abarca dicho sector, tiene su fundamento en la explotación del suelo o de los recursos que éste origina en forma natural o por la acción del hombre: cereales, frutas, hortalizas, pasto, forrajes y otros variados alimentos vegetales.

La agricultura es la actividad agraria que comprende todo un conjunto de acciones humanas que transforma el medio ambiente natural, con el fin de hacerlo más apto para el crecimiento de las siembras.

Es considerada de gran importancia estratégica como base fundamental para el desarrollo autosuficiente y riqueza de las naciones.

La ciencia que estudia la práctica de la agricultura es la agronomía.

En la República Dominicana hay una importante producción de arroz, café, tabaco, caña de azúcar, habichuelas, plátanos, naranjas, cocos, tomates, guineos, mangos y otros productos.

Los agricultores, que este 15 de mayo celebran su día, se encargan de preparar la tierra, sembrar las semillas, eliminar las hierbas y malezas, abonar las plantas, irrigar las plantaciones, cuidar las cosechas de las plagas y, finalmente, recoletar los productos para enviarlos a los mercados o a las plantas procesadoras.

Un poco de historia

El comienzo de la agricultura se encuentra en el período Neolítico, cuando la economía de las sociedades humanas evolucionó desde la recolección, la caza y la pesca a la agricultura y la ganadería.

Las primeras plantas cultivadas fueron el trigo y la cebada. Sus orígenes se pierden en la prehistoria y su desarrollo se gestó en varias culturas que la practicaron de forma independiente, como las que surgieron en el denominado Creciente fértil (zona de Oriente Próximo desde Mesopotamia al Antiguo Egipto), las culturas precolombinas de América Central, la cultura desarrollada por los chinos al este de Asia, etc.

Recursos