Día del Ahorro Escolar y 8 tips para lograrlo

Hoy es el día del Ahorro Escolar fecha designada, con la finalidad de fomentar y promover el hábito del ahorro en los escolares desde temprana edad.

Un día como hoy, 31 de octubre, pero de 1924, terminó en Milán (Italia), el Congreso Internacional de Ahorro, donde concurrieron delegados de casi todos los países.   En dicho congreso, se trataron temas sobre la organización y legislación de las cajas de  ahorro y se dejó instituida esta fecha como “Día Universal del Ahorro”. 

El ahorro es una actividad que tiene una gran importancia en el mundo moderno; desde tiempos remotos ya se tenía el concepto de ahorro se practicaba en los pueblos de la antigüedad, sin embargo hoy se vuelve fundamental debido a las condiciones de vida de la sociedad moderna; existen instituciones dedicadas a brindar seguridad a los fondos de los ahorristas y es necesario fomentar en la ciudadanía el hábito del ahorro.

 ¿Qué es el ahorro?

El ahorro es la acción de guardar un bien en previsión de lo que pudiera suceder en un futuro, la Real Academia nos dice que es “reservar parte del gasto ordinario”. Es una sana actividad que debemos practicar, ahorrar quiere decir ser precavido, cuidadoso con el provenir, poniendo en practica el conocido adagio popular que dice “hay que guardar pan para mayo”.

No sólo las personas deben practicar el ahorro sino también los estados, actualmente los países crean fondos de previsión y acumulan sumas cuantiosas, antiguamente las civilizaciones adoptaron el hábito del ahorro como una forma de asegurarse su porvenir; ya nos lo relataba la Biblia en el pasaje de los sueños interpretados por José, él vaticina al faraón un periodo de 7 años de abundancia y oros 7 años de sequía y hambruna para Egipto, por esta razón el faraón decreta guardar el producto de todas las cosechas para afrontar los malos tiempos.
En esta parte del continente los Incas hicieron lo propio y acostumbraban reservar parte de lo obtenido de su actividad productiva en cavernas frías a modo de congelador de modo que cuando no hubiera producción de alimentos ya se contaba con una reserva.

Finalmente, nadie sabe cuando se puede presentar un gasto imprevisto, si no se tiene los recursos en el momento se pude pasar muy malos ratos. Un mal que aqueja a las sociedades es el afán de hacerse de grandes cantidades de dinero sin mucho esfuerzo, de antiguo ha habido personas que prestan dinero y cobran exorbitantes intereses, a esto se le considera un delito en las sociedades modernas.

 ¿Desde cuándo se practica el ahorro?

El ahorro se practicaba desde la antigüedad, civilizaciones como Egipto, China, Inca, etc. acostumbraban guardar el fruto de sus cosechas, posteriormente en el medioevo se organizó mejor el sistema de ahorro, tanto así que en 1462 se formó la primera Organización del Ahorro para proteger a sus integrantes de la usura, fue creada por monjes franciscanos y se le llamó “Monte de Piedad”. Es por esta misma época que se organizaron los “Bancos” y se crearon los primeros cheques de viajero; los llamados “Bancos” no eran otra cosa que negociantes que brindaban a los viajero la facilidad de recibirles dinero en una ciudad y extenderles un cheque a fin de que la persona pueda cobrarlo en otra ciudad con otro negociante asociado al primero.

La modalidad de estos negociantes era de ubicarse en las plazas o los mercados y poner unos bancos en los cuales atendían al público, desde luego habían quienes brindaban un servicio confiable para el usuario, pero también había quienes, llegado el momento, no podían pagar al usuario el importe de su cheque, generalmente estos pleitos terminaban en peleas y era común que el usuario le rompiese el banco al negociante, de este hecho se deriva la expresión “Banca Rota” para calificar la quiebra de una institución.

¿Qué instituciones brindan servicio a los ahorristas?

En el mundo moderno las instituciones que han tenido más éxito para hacerse de un público son los Bancos; el término “Banco” viene de los antiguos negociantes medievales que brindaban servicios a los viajeros y se establecían en los mercados y plazas poniendo unos bancos en los que atendían al público.

Estos bancos ofrecen al ciudadano común una gran cantidad de beneficios por entregarles su dinero, el cual ellos invertirán en empresas y obtendrán grandes ganancias. El sistema bancario se ha vuelto tan importante en nuestros días que todo el movimiento económico de nuestra sociedad se rige mediante Bancos.

Existen también otras entidades que se dedican a administrar los fondos de los ahorristas tales como las Mutuales, las Cooperativas, Financieras, Cajas de Ahorro, etc.

8 tips para lograrlo

Por lo regular pensamos que es complicado e imposible ahorrar en tu vida como estudiante. Los siguiente consejos te ayudarán a lograrlo:

Ponte una meta porcentual mensual según tu posibilidades. Ponlo en una alcancía y procura no utilizarlo hasta que realmente sea necesario, así sabes qué finalidad buscas con el dinero que no te gastas y eso es una gran motivación.

  1. Abre una cuenta de ahorros, sobre todo si tienes un ingreso  fijo, sea que trabajes o una asignación fija de tus padres..
  2. Antes de comprar pregúntate si es necesario lo que vas a adquirir, sólo así gastarás en lo que verdaderamente necesita.
  3. Camina lo más que puedas y guarda lo que ibas a utilizar de pasaje, además de ser bueno para tu salud..
  4. Lleva tu comida a la escuela o al trabajo  para evitar gastar en comida fuera de casa.
  5. Haz algo que te dé dinero, como el vender algo que no te quite tiempo de tu escuela o prestar algún servicio en tus ratos libres.
  6. Evita deberle a las personas, pues así cuando tengas dinero no te quedes sin un peso.
  7. Administra tus salidas de fiesta, esto es si sales tres veces por semana, procura que sea una y ahorra lo de las otras dos.
  8. Compra de contado, pues así sólo harás un gasto fuerte y no muchos pequeños interminables.

Haz del ahorro un hábito, seguro será de gran utilidad para alcanzar tus metas tanto a corto, mediano y largo plazo. Recuerda que todo tiene un cuota de sacrificio.

 

Recursos