Día Forestal Mundial

La Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) eligieron, en 1971, el 21 de marzo para celebrar el Día Forestal Mundial, jornada que desde entonces a la fecha ha hecho grandes esfuerzos por proteger la naturaleza.

La propuesta de promover una cultura a favor de los recursos forestales es una labor que podrían asumir los directores de centros educativos. 

El Día Mundial Forestal conmemora la importancia de los bosques y el ecosistema que estos albergan alrededor de todo el mundo. Los bosques son de vital importancia para la existencia humana y animal.

Principalmente, porque en conjunto con las selvas y los sistemas de algas marinas, constituyen los más grandes productores de oxígeno del mundo. El objetivo de esta celebración es asegurar el cuidado de los bosques, generar consciencia sobre su importancia y enseñar a las personas como se puede aportar al mantenimiento y crecimiento de los mismos. Adicionalmente, se plantea como una oportunidad para instruir sobre cómo estos juegan un rol importante en la erradicación de la pobreza y la conversación del medio ambiente.

Dicho día fue inicialmente una recomendación del Congreso Forestal Mundial que se celebró en Roma en 1969. Esta recomendación fue aceptada por la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) en 1971. Antes, otros países ya habían instaurado de forma independiente el Día del árbol. El primero de ellos fue Suecia que lo instituyó en 1840.

Es importante destacar que los “bosques” proveen de bienes y servicios esenciales, sociales, económicos y ambientales, contribuyen a asegurar la alimentación, el agua y un aire limpio para todos. Por eso es vital y fundamental  tener una gestión sostenible de los bosques, para así asegurar su continuidad y lograr un desarrollo sostenible.

En la actualidad, los bosques cubren más de la cuarta parte de las tierras emergidas, excluyendo la Antártida y Groenlandia. La mitad de los bosques están en los trópicos; y el resto en las zonas templadas y boreales. Siete países albergan más del 60 % de la superficie forestal mundial: Rusia, Brasil, Canadá, Estados Unidos, China, Indonesia y Congo (el antiguo Zaire). La mitad de los bosques que una vez cubrieron la Tierra, 29 millones de kilómetros cuadrados, han desaparecido, y lo que es más importante en términos de biodiversidad, cerca del 78 % de los bosques primarios han sido ya destruidos, y el resto (22 %) están amenazados por la extracción de madera, la conversión a otros usos como la agricultura y la ganadería, la especulación, la minería, los grandes embalses, las carreteras y las pistas forestales, el crecimiento demográfico y el cambio climático. Un total de 76 países han perdido ya todos sus bosques primarios, y otros once pueden perderlos en los próximos años.

El Día Mundial del árbol o Día Forestal Mundial es una jornada que pretende acercar a las personas un poquito más hacia los pulmones que limpian cada día el aire de la Tierra, y para ello, se imparten talleres y actividades para acercar y hacer comprender a la gente la importancia de los bosques.

 

Fuentes:

www.reciclame.info

https://inta.gob.ar

 

 

Recursos