Dolores musculares

Los dolores musculares son una consecuencia natural al esfuerzo a que sometemos el cuerpo luego de realizar ejercicios físicos. Veamos porque ocurren.

Una de las respuestas corporales, que causan más incomodidad al momento de practicar ejercicios son los dolores musculares que generalmente aparecen luego de realizar los mismos durante el post entrenamiento como parte del proceso de recuperación (o como dicen muchas personas cuando el cuerpo esta frio); pero que significan estos, pues bien el cuerpo duele porque no esta preparado para soportar la carga a la que le estamos sometiendo por lo que “rompe” (minúsculas lesiones o desgarros) con estructuras a nivel de huesos, articulaciones y músculos. Lo que científicamente se llama catabolizar.

Luego el cuerpo responde con otro proceso de reconstrucción el cual ha sido llamado anabolismo en el cual existe una recuperación de donde salimos más fuertes.

Para prevenir

Si tiene un tiempo largo sin realizar actividades físicas, comience poco a poco hasta que su cuerpo se vaya adaptando. Aumente la temperatura de sus músculos estirando y calentando. Realice estiramientos luego de terminar con su sesión de ejercicios.

Frío o Calor

A veces nos sentimos confundidos si aplicar frío o calor a los dolores musculares y las lesiones deportivas; pues bien si los dolores son recientes o existe inflamación que esta menos de 72 horas de producida, usamos frío; ahora bien si se trata de un dolor que pasa de este tiempo se recomienda aplicar calor. Ya que al ser un vasodilatador aumenta el flujo sanguíneo en las zonas afectadas, lo que trae una mejoría en las mismas.

Recomendaciones para calmar los dolores

  • Estiramientos suaves y relajados.
  • Aplicación de hielo.
  • Trote suave disminuyendo la frecuencia cardíaca.
  • El menos recomendado de todos, relajantes musculares.

Al observar este vídeo aprenderás como tratar los desgarros musculares.

Productos Naturales que alivian los dolores musculares:

  • El Jengibre: elemento natural usado en la medicina, tanto crudo como con calor reduce el dolor en alrededor de un 24 por ciento.
  • La curcumina: es un pigmento derivado de la cúrcuma (le da su color amarillo-naranja), sirve para aliviar el dolor, reducir el proceso inflamatorio e incrementar la movilidad.
  • Las grasas omega-3, estas son sumamente antiinflamatorias y benéficas para el corazón. Sobre todo el aceite de Krill el cual tiene la facultad de aliviar el dolor y la inflamación.
  • Las cerezas son atiinflamatorias y reducen los niveles de ácido úrico, ayudan en situaciones de artritis y gota. el jugo de cereza reduce el dolor post- esfuerzo físico.

Fuentes:

Recurso relacionado

Recursos