Estrategias para mejorar la lectura

Nuestra capacidad al leer queda manifiesta cuando percibimos la belleza de las palabras y sus matices. Conocer estrategias que nos ayuden a comprender mejor lo que leemos será de gran utilidad para obtener un rendimiento académico adecuado en nuestra vida estudiantil.

En muchas ocasiones leemos un texto y cuando llegamos al final de la página nos damos cuenta de que no nos hemos enterado de nada porque estábamos pensando en otra cosa. Veamos las siguientes estrategias para evitarlo:

Reducir distracciones

El primer paso que debemos dar  es la prevención,  hacer un pequeño chequeo de aquellos elementos que nos pueden ayudar a mantener a raya las distracciones. Se trata de localizarlos previamente y poder elaborar una estrategia para evitarlos.

Elementos a tomar en cuenta antes de leer:

  • Material preparado: De esta manera no interrumpimos nuestra lectura y concentración para levantarnos a buscar aquello que nos falta. Por ejemplo: libro, bolígrafos, cuadernos, agua, etc. También debemos tener aparatos electrónicos apagados: televisor, celular, radio, tableta, alarmas, etc.
  • Redes sociales e internet lejos: No hay nada más peligroso para nuestra concentración como estos elementos.
  • Compañeros molestos: Si hemos de leer en una biblioteca o con un grupo de compañeros, es casi seguro que por probabilidad haya alguien que nos interrumpa constantemente. Avísale de antemano de que no quieres distracciones ni interrupciones.
  • Límite temporal: ¿Nos ha pasado alguna vez que nos han dado un plazo determinado para hacer un trabajo o entregar una tarea y son los dos últimos días cuando te pones a realizarlo, nos hemos dado cuenta también de que en esos dos últimos días no tenemos tiempo para cosas irrelevantes y vamos por lo más importante? Bueno pues eso es lo que vamos a conseguir si nos ponemos límites temporales. .

Recuerda:

  • 20-25 minutos de límite
  • Vamos a lo Importante

Inspeccionar el material

Echemos un vistazo al material de igual manera que haces con la carátula de una película antes de verla. Por ejemplo puedes mirar:

  • Prefacio
  • Índice
  • Resúmenes de temas

Hacernos preguntas

Las preguntas dirigen nuestra atención e impedirán que nuestra mente divague. Palabras como estas: “Qué, Dónde, Cómo, Cuándo, Por qué, Para qué “son magia para elevar nuestros niveles de atención y retención. Esto es lo que conseguirás si te haces las preguntas adecuadas:

  • Ocupar  nuestra mente con un propósito
  • Dirigir adecuadamente nuestra atención hacia la lectura
  • Guiemos la mente hacia donde quieres.
  • Vamos a reducir las distracciones.

Por ejemplo si nos preguntamos sobre el material que te vamos a encontrar nos facilitará la  retención y concentración:

  • ¿Qué me voy a encontrar aquí?
  • ¿Dónde creo que ocurre la acción?
  • ¿Por qué eso es así?
  • ¿Para qué se hizo eso así?

Leer

La forma en la que leemos es determinante para retener la información. Tenemos que tener en cuenta los siguientes dos puntos para que nuestra lectura sea ejemplar:

Visualizar

Si visualizas el material es como ir al cine. A que eres casi siempre capaz de recordar una peli después de haberla visto. Si generas imágenes siempre que puedas, recordarás más y mejor.

Comprendiendo-Vocabulario:

Si no entendemos el vocabulario tenemos que usar diccionario. Es imposible recordar algo que no entendamos.

Resumen

Saber si se lo podemos contar y resumir a otros es muy importante para comprobar si el texto ha sido asimilado por nosotros, principalmente sus conceptos principales. Hay dos preguntas que podemos hacernos para comprobar si hemos alcanzado este nivel:

  • ¿Puedo contárselo a otros?
  • ¿Puedo explicarlo?.

Recursos Relacionados:

Recursos