Federico De Jesús García

Nació en Dajabón el 21 de junio de 1835. Soldado, restaurador, político. Ministro de Guerra y Marina. Gobernador civil y militar de Santiago. Al iniciar la guerra restauradora, tenía veintiocho años y rango de capitán. Lo hizo con tanto valor que estimuló el espíritu de combate de sus compañeros.

Federico era Alcalde Pedáneo de su demarcación cuando se inició la guerra con el Grito de Capotillo el 16 de agosto de 1863. Tenía entonces veintiocho años y rango de capitán.

Dirigió exitosamente, junto al Comandante de Armas, Benito Monción, la resistencia a los ataques enemigos, con la ciudad sometida al bloqueo marítimo de veintiocho naves españolas, hasta que el ataque en gran escala comandado por De la Gándara el 17 de abril de 1864 forzó a los patriotas a la retirada. Entonces se acantonó en Laguna Verde y siguió luchando con valor, en La Poza, El Duro y otros lugares.

Fue ascendido a general de brigada por el presidente Salcedo y nombrado Jefe de Operaciones sobre Monte Cristi.

En una ocasión formó parte del estado mayor del general Luperón. Cuando la sublevación del general Gaspar Polanco en octubre de 1864, García se opuso a la destitución y el apresamiento del presidente Salcedo.

Fue actor importante en el levantamiento del general Pimentel contra el presidente Polanco, en enero de 1865. Pasó a ser Gobernador Civil y Militar de Santiago, diputado a la Convención Nacional en que fue Pimentel designado a la presidencia, en marzo de 1865. Después de la guerra, mantuvo su condición de político y hombre de armas de importancia.

Envuelto en un combate en Alto de La Baitoa, lo alcanzó el disparo que le quitó la vida, el 22 de septiembre de 1873. Un hermano suyo murió también en esa acción de guerra.

Recursos