Francisco del Rosario Sanchez, Prócer de la República

Al celebrarse este 9 de marzo el bicentenario del natalicio de Francisco del Rosario Sánchez, el profesor Neido Novas, nos facilita interesantes datos sobre la vida ejemplar de nuestro prócer.

En nuestra historia es uno de los grandes próceres dominicanos; de incuestionable participación en el Movimiento Secreto de la Trinitaria; héroe del 27 de febrero de 1844  y mártir opuesto a la Anexión a España en 1861; hombre de acción  como Duarte, Mella,  Luperón, Bono y Espaillat, expresión auténtica de dominicanidad y de vocación patriótica, republicana y revolucionaria. Su vida como hombre público fue honesta, incorruptible e inmaculada; marcado por su comportamiento valiente, capacidad organizativa, gran  estratega  y  de civismo.

Nacimiento. Nació en Santo Domingo el 9 de marzo de 1817, durante los últimos años del período colonial conocido como la “España Boba”. Fue el primer hijo de la unión de Narciso Sánchez, tablajero de profesión, y Olaya del Rosario, ambos personas de color. En el acta bautismal de Olaya del Rosario aparece como “parda libre”, lo que implica su ascendencia africana. Cuando se unió a Narciso, ya era madre de un hijo a quien su compañero le dio su apellido. Francisco nació antes de que sus padres contrajeran matrimonio.

Juventud. Poco sabemos de su niñez y adolescencia sino que, en los primeros años de su juventud fue “peinetero en concha” y escribiente del Estado Civil. Fue discípulo del padre Gaspar Hernández.

Era de los jóvenes revolucionarios. No se conoce cuando comenzó su relación con Juan Pablo Duarte, pero el hecho de que no figuró entre los fundadores de la sociedad secreta “La Trinitaria” en 1838, hace pensar que se conocieron después de esa fecha. De todas formas, al ampliarse los trabajos de esa organización patriótica, Sánchez se convirtió en un Trinitario en quien Duarte confiaba plenamente. Poco tiempo después de iniciados los trabajos que persiguen la separación y la independencia, pasó a ser el segundo jefe del movimiento. Extiende sus actividades de proselitismo e información fuera del ámbito de la ciudad de Santo Domingo.

Sánchez y el Manifiesto 16 de Enero. Luego del triunfo del movimiento “reformista” que derrocó el gobierno de Boyer, cuando Charles Herard viaja a la parte Este, Sánchez, perseguido, sale de Los Llanos y se dirige a Santo Domingo, cruzando a nado el río Ozama y avisa a Duarte de la llegada de Herard. Buscado por las autoridades se esconde y logra evadir la persecución haciendo correr el rumor de que había muerto a consecuencia de enfermedad repentina. Ausente Juan Pablo del país, asume la dirección del movimiento independentista que había entrado en su última y más peligrosa etapa. Desde su escondite dirige con serena actitud los preparativos del proyecto. Preside las reuniones del grupo y amplía contactos con representantes del sector social más importante de la ciudad. Mella le presta efectiva y oportuna colaboración. Para los primeros días de enero de 1844, redacta Sánchez el Manifiesto de Separación que será publicado con fecha del 16 de ese mes y, a petición de Mella, es enviado a Tomás Bobadilla para su corrección. 

Preparativos de febrero.  Culminan en febrero los preparativos, y en reunión celebrada la noche del 24, en la que se toman las decisiones finales, el grupo de valientes elige a Sánchez, Comandante de Armas con el rango de coronel, lo que constituyó un reconocimiento expreso a su jefatura política y militar. A esa reunión asistieron además de Francisco del Rosario, Mella, Vicente Celestino Duarte (hermano de Juan Pablo), los hermanos Puello y los de la Concha (Jacinto y Tomás), Juan Alejandro Acosta y otros. A proposición de algunos de sus compañeros entre los cuales figuraron Félix Mercenario, Manuel María Valverde, Manuel Jiménez y Mariano Echavarría, se convino que Sánchez presidiera la Junta de Gobierno que debía dirigir los destinos de la naciente república. Es significativo señalar que los proponentes y la totalidad de los que aceptaron, en términos sociales, tenían más categoría que Francisco del Rosario, pero eso no les impedía reconocer las condiciones de liderato del joven conjurado. Investido de esa autoridad, comparece la noche del 27 a la puerta de El Conde y encabeza todas las actividades. En la madrugada del 28 sus manos juveniles (apenas tiene 27 años), izan la bandera nacional al amparo del lema de ¡Dios, Patria y Libertad! En ese momento inmortal, presidida por Francisco del Rosario Sánchez, quedó fundada la República Dominicana.

Acciones en la Junta Central Gubernativa. Una vez que la Independencia es proclamada, se reorganiza la Junta Central Gubernativa en la cual se imponen los representantes del sector social más influyente; Sánchez y Mella representan la línea independentista. Tomás Bobadilla sustituye a Sánchez en la presidencia, ordena el regreso de Duarte al país. El 14 de marzo arriba Duarte al puerto del Ozama. Sánchez y Mella suben a bordo de la goleta a recibir al compañero y líder del movimiento. Duarte se integra a la Junta y, nombrado General de Brigada, es destinado a Azua junto a Pedro Santana que hace días funge de general en jefe del naciente Ejército Libertador. Comienzan las contradicciones y los sucesos internos de Haití les dan un respiro a los dominicanos.

Mella, actuando en el Cibao Central como jefe político y militar, recibe a Duarte y lo proclama Presidente de la República, acción considerada por mucho como una decisión precipitada y emotiva. Se rompe el precario equilibrio que imperaba en el gobierno colegiado, en el cual los republicanos eran minoría, y se produce un golpe de Estado que lleva a la presidencia a Francisco del Rosario Sánchez. La Junta integrada por patriotas republicanos es desconocida por Pedro Santana quien regresa de Azua y toma la ciudad de Santo Domingo. Reducidos a prisión, algunas voces proponen que sean fusilados. El 22 de agosto de 1844, apenas seis meses después de haber sido fundada la República, sus auténticos gestores, encabezados por Duarte, Sánchez y Mella son declarados traidores a su propia obra política y expulsados de por vida del territorio nacional. 

EL Movimiento de la Regeneración. Los ideales independentistas de Sánchez se vieron trocados cuando Pedro Santana buscó, con la anexión a España, la protección económico-militar. Sánchez expresa su oposición a las gestiones de Santana. Reducido a prisión en agosto de 1859 es desterrado de nuevo, por tercera vez, en septiembre de ese año. Se traslada a Saint Thomas y desde allí comienza, sin recursos económicos, su lucha contra la traición y venta de la Patria. Reclama la unidad de todos los dominicanos y viaja hacia Haití en busca de ayuda del presidente Geffrand. El gobernante haitiano vacila y, bajo presión española, ordena que Sánchez y otros dominicanos salgan de territorio haitiano, pero después, frente a la evidencia de los hechos, autoriza su regreso y le promete a Sánchez ayuda. El 20 de enero de 1861, éste publica su manifiesto en el cual afirma, frente a sus enemigos: Yo soy la bandera nacional. Dos días después, el 22, se integra en Curazao bajo su dirección la Junta Revolucionaria organizadora de la Revolución de la Regeneración Dominicana. 

Final de su vida. Como habíamos dicho, proclamada unilateralmente por Pedro Santana, la anexión a España el 18 de marzo, toman los acontecimientos un rumbo diferente. El 2 de mayo se produce en Moca el levantamiento de José Contreras, y el primero de junio, en horas de la tarde, inicia Sánchez su expedición  a territorio dominicano. Traicionado y emboscado, fue hecho prisionero y juzgado por órdenes de Santana. Un tribunal sin autoridad legal o militar, lo condenó a muerte junto a otros compañeros. En el juicio asumió la responsabilidad de todos los hechos y pidió clemencia para sus subalternos. Murió fusilado el 4 de julio de 1861 a las cuatro de la tarde, en el cementerio de San Juan de la Maguana. Fundador y prócer dos veces de la República, con la entrega de su vida en el martirologio de San Juan, entró en la inmortalidad como ejemplo inigualable de nuestra historia. Sus restos descansan en el Altar de la Patria, lugar donde fue proclamada la Independencia Nacional. Sánchez es  recordado como fundador y  mártir  de la República, un digno ejemplo de lealtad y honestidad que dedicó su vida a la lucha por el surgimiento de un Estado libre y soberano de  la Nación Dominicana.

Conclusiones: 

  • Que Francisco del Rosario Sánchez, en su juventud, junto a Duarte y  Mella, entre otros trinitarios  formó parte de la corriente política  progresista,  nacionalista  y revolucionaria más avanzada de su época;
  • Ocupó importantes funciones públicas como abogado,  defensor público, fiscal y miembro prominente encargado por dos ocasiones  del Poder Ejecutivo;
  •   Tuvo la tarea junto al conservador Tomás Bobadilla de haber redactado el Manifiesto 16 Enero de 1844, esta acción  impidió que Buenaventura Báez materializara y cediera  la bahía y península de Samaná a Francia a cambio de un protectorado;
  • Su apego nacionalista y hombre de acción revolucionaria, lo condujo a encabezar una expedición armada  desde Haití contra la anexión del país a España; este acontecimiento  lo convierte  un mártir en pro de la defensa de la soberanía nacional;

Recomendaciones a los docentes

Que en todas  las  escuelas, colegios y liceos del país, los profesores enseñen  con orgullo los valores cívico-patrióticos de  este ilustre Padre de la Patria; así, las presentes y futuras generaciones, adquieran conciencias históricas e imiten con ejemplos a  este insigne  y valiente  dominicano.

BIBLIOGRAFIA

Alfau Durán, Vetilio, “En torno a La Trinitaria (II): ¿Quiénes fueron sus nueve miembros fundadores?”, Revista Clío

Balcácer,  Juan Daniel (1995)  “Pensamiento y Acción de los Padres de la Patria”, Banco Central de la República Dominicana

Biografía de Francisco del Rosario Sánchez. Disponible   http://www.jmarcano.com/mipais/biografia/sanchez.

Cassa, Roberto (2008) “Padres de la Patria”,  Vol.  V, Santo Domingo, D. N.

Jimenes Grullón, Juan Isidro (2014) “El Mito de los Padres de la Patria” vol. CCXIII,  Archivo General de la Nación

Serra, José María (1987) “Apuntes para la historia de los trinitarios, fundadores de la República Dominicana”, Santo Domingo, Imprenta de García Hermanos.

Rodríguez Demorizzi, Emilio.  “Expedición de Sánchez”. Disponible  http://bagn.academiahistoria.org.do/boletines/boletin32-33/BAGN_1944_No_32-33-04.pdf

Vega Boyrie, Wenceslao (1994) “Manifiesto de los pueblos de la Parte Este de la isla, antes Española o de Santo Domingo, sobre las causas de su separación de la República Haitiana”. Los documentos básicos de la historia dominicana,  Santo Domingo, Editora Taller

Recursos