Las noticias falsas (fake news) y la educación digital

Al estar conectado constantemente en las redes sociales, correos electrónicos y todo tipo de medio digital por los cuales nos llega diferentes tipos información, estamos expuestos a confundir una noticia verdadera de una falsa.

La lucha contra fake news (falsas noticias) o la difusión de bulos, es un tema que nos preocupa a todos en una era completamente digital. Aprendamos algunas claves, para que no nos engañen.

Las consecuencias de este problema pueden ser devastadoras, desde una simple broma a un compañero de escuela, la información falsa sobre el resurgimiento de una enfermedad que había sido erradicada o la muerte de una persona. Este tipo de información suelen generar situaciones negativas para una persona, varias o una población completa.

Origen

Las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC), han abierto la puerta a la creación de contenidos en diferentes plataformas de manera descontrolada. Dichas plataformas  permiten que cualquier persona pueda crear su perfil en una o varias de las redes sociales, tener un blogs, correo electrónico, etcétera. Esto permite que personas sin tener ningún conocimiento sobre determinado tema o la veracidad de una noticia, la publique.

Nos convertimos en emisores y receptores de información. La era digital posibilita el acceso a gran cantidad de información, es una de las grandes virtudes de Internet, pero a la vez es un problema, ya que tanta información se vuelve incontrolable.

De esta problemática ha surgido una nueva terminología, infoxicación. La “sobrecarga informativa” (information overload) es una expresión que acuñó Alvin Toffler en su libro “Future Shock” (1970) y hace referencia al estado de contar con demasiada información para tomar una decisión o permanecer informado sobre un determinado tema.

Ante la gran cantidad de información ofrecida en los medios, se hace difícil para la mayoría poderla analizar y seleccionar, al no disponer de un método para comparar y procesar los diferentes tipos de información, esta problemática se le llama en la actualidad “infoxicación”.

El peligro

Recientemente, el sarampión ha atacado de nuevo en Rumania, cobrando la vida de docenas de personas, la mayoría niños. Al mes de junio se registraban 200 contagios por semana. Estados Unidos, tras 18 años de haber erradicado el sarampión, presentó varios casos en el 2014, un paciente cero contagió a 125 niños en Disneylandia. Ninguno de ellos estaba vacunado.

¿Por qué los padres no están vacunando a sus hijos cuando el riesgo de contraer enfermedades es tan claro? ¿Será que una noticia sin bases les ha hecho pensar que no tienen opción?

En 1998, la revista médica Lancet publicó un artículo escrito por un doctor llamado Wakefield, en el que se afirmó que la inmunización podía producir autismo.  La revista tardó 12 años en retractarse de ese contenido falso, pero para entonces era tarde. Ya existían grupos que se oponían a la vacunación de los niños y promovían la desinformación generada desde ese primer artículo tendencioso. Además, durante este tiempo vimos el boom de las redes sociales que ayudaron a diseminar rápidamente información de todo tipo alrededor del mundo.

Una sola noticia falsa puede causar una crisis mundial de salud, un desbalance económico o hasta un brote de violencia. Aprender a distinguir la información falsa de la verdadera no solo es un asunto de ética, es una cuestión de bienestar mundial. ¿Pero cómo lo hacemos?

Esto es algo que especialistas en educación y divulgación de datos se han estado preguntando con más ánimo durante la última década, las respuestas que varios de ellos tienen son esclarecedoras y disponen un panorama favorable para el desarrollo del pensamiento crítico en la era digital.

Claves para evitar que te engañen

El porcentaje de personas que tiene dificultades para distinguir entre noticias reales e informaciones falsas es alto. Esto preocupa no solo a los países y las empresas, también a las grandes empresas del mundo tecnológico, en especial a las plataformas de redes sociales, por ser la mayor vía de difusión de noticias falsas. Los siguientes puntos serán claves para detectarlas:

  • Desconfía de los titulares. A menudo las noticias falsas tienen titulares llamativos en mayúsculas con signos de exclamación y, en muchas ocasiones, informaciones sorprendentes e inauditas.
  • Examina siempre la URL. Una dirección web falsa o que copia una real puede indicar que se trata de una noticia falsa. Revisa bien los caracteres de la URL porque siempre son pequeños detalles.
  • Investiga la fuente de la noticia. Antes de compartir o difundir, asegúrate de que la historia provenga de una fuente de confianza, que cuente con una buena reputación por su veracidad. Alguna redes sociales como Facebook o Google han habilitado el botón de Fact Checking para que los usuarios certifiquen la veracidad de la información.
  • Presta atención al formato. Muchos sitios de noticias falsas tienen faltas de ortografía o un diseño extraño. Si detectas cualquiera de estos indicios, desconfía de la información.
  • Ojo a las fotos. Las noticias falsas suelen contener imágenes o vídeos manipulados. En ocasiones, la foto puede ser auténtica, pero haber sido sacada de contexto. Realiza una búsqueda de la imagen para verificar su procedencia.
  • Revisa las fechas. Las noticias falsas pueden tener una cronología sin sentido o incluir fechas que han sido alteradas. De la misma manera, una forma sencilla de detectar Fake News es que la información corresponda al pasado y se saque en el presente como si fuese actual.
  • Verifica los hechos. Verifica las fuentes del autor para confirmar que son exactas. Si no se aportan pruebas en la información o se confía en expertos cuya identidad no se menciona, es posible que la noticia sea falsa.
  • Consulta otras noticias. Si ninguna otra fuente de noticias informa de la misma historia, es posible que sea falsa. Si, en cambio, varias de las fuentes en las que confías informan sobre ella, es probable que sea cierta.
  • ¿La historia es una broma? A veces es difícil diferenciar las noticias falsas del humor o la sátira. Comprueba si la fuente de la noticia es conocida por sus parodias, y si los detalles y el tono de la historia sugieren que esta se ha escrito en clave de humor. En este caso no estaríamos hablando de Fakes News.
  • Sé crítico. Algunas historias son falsas de forma intencionada y con fines ocultos o malintencionados. Mantén una actitud crítica cuando leas una historia y comparte solo las noticias que pienses que son creíbles y responden a los principios de veracidad y objetividad.

Otros detalles

El cana HispanTV nos ofrece algunos detalles sobre éste fenómeno que son interesantes saber.

Propuestas de la UE para luchar contra las Fake News

La lucha contra las noticias falsas ya es objeto de estudio y de análisis por parte de todos los países del mundo, así como de instituciones como la Unión Europea. El pasado mes de enero se creaba una comisión con 40 expertos (los StratComs) en redes sociales y comunicación para analizar y poner freno a las Fake News que, según la Comisión Europea “pueden desestabilizar los valores democráticos, tal y como ha sucedido en citas electorales en todo el mundo”.

Hace pocos días veía la luz el primer informe de esta comisión de expertos de la UE contra las noticias falsas que contiene varias recomendaciones:

  1. Hablar de desinformación en vez de Fake News ya que este término no engloba la totalidad y complejidad de un problema que afecta a todo tipo de empresas, organizaciones e instituciones.
  2. Autorregulación en lugar de nuevas leyes. Pese a que en algunos países, incluido España, ya se están tomando medidas legales y políticas contra las noticias falsas, los expertos de la Comisión Europea apuestan por un código de medidas que se ha elaborado en cooperación con plataformas como Facebook, Google, Amazon y otras grandes empresas de Internet.
  3. Más transparencia en las plataformas de distribución de grandes contenidos en Internet que deben informar sobre los algoritmos que emplean para la selección de las noticias que se presentan a los usuarios.
  4. Fomentar el periodismo de calidad y bonificarlo antes que apostar por las sanciones o multas contra aquellos medios que distribuyan noticias falsas o crear una lista negra.
  5. Apostar por la educación como medio para detectar Fake News. La Comisión Europea apuesta por incluir esta formación en las escuelas y centros de enseñanza.

Fuentes:

  • https://observatorio.tec.mx/
  • https://www.blog.andaluciaesdigital.es
  • HispanTV

Recurso Relacionado:

Guía para acompañar la implementación campaña contra el bullying

Recursos