Los órganos sensoriales

Gracias a los órganos sensoriales sabemos cuál es nuestra comida favorita (gusto), nuestra canción favorita (oído), el olor que nos remonta a nuestra infancia (olfato), saber si un objeto está frío o caliente (tacto) y cuál es nuestro color favorito (vista).

Desde que nacemos comenzamos a percibirlos, recibimos desde la niñez diferentes sensasiones, las mismas son a través de los cinco sentidos. Nos permiten conocer nuestro entorno y reaccionar ante los diferentes estímulos.

Los receptores sensoriales son estructuras que contienen células especializadas en detectar determinados tipos de variaciones del medio ambiente, cuando estas variaciones superan un determinado valor (umbral) originan un impulso nervioso que se transmiten a través de las neuronas. Estos tipos de variaciones reciben el nombre de “estímulos”.

Todos los seres vivos se relacionan con su entorno captando información que proviene de este y respondiendo a ella.

Los humanos captamos la información mediante receptores. La información puede venir del interior de nuestro cuerpo, mediante interoceptores  que captan variaciones internas. También se capta la información del exterior mediante los exteroceptores que se encuentran en el interior de los órganos de los sentidos y los propiorreceptores, informan acerca de la orientación del cuerpo en el espacio y de la posición de los miembros.

Los receptores sensoriales y los órganos de los sentidos

Los receptores sensoriales pueden estar dispersos por el cuerpo, como pasa con los receptores sensoriales de temperatura, o pueden estar agrupados constituyendo los denominados “órganos de los sentidos“, como los que constituyen los ojos o el oído.

Tipo de receptores sensoriales

Los receptores sensoriales se clasifican según el tipo de estímulo que captan en:

  • Mecanorreceptores (captan efectos mecánicos), como los receptores del tacto de la piel (sentido del tacto), los del equilibrio del oído interno y los de la audición del caracol del oído (sentido del oído).
  • Termorreceptores (captan temperaturas) como los termorreceptores de la piel.
  • Quimiorreceptores (captan sustancias químicas) como las mucosas olfativas de la nariz (sentido del olfato) y las papilas gustativas de la lengua (sentido del gusto).
  • Fotorreceptores (captan luz) como la retina del ojo (sentido de la vista).
  • Presorreceptores (captan la presión) como los presorreceptores de la piel.

Los cinco sentidos en videos

El gusto

¿Dulce, salado, amargo y ácido?

Conoce el quinto sabor, ¿cómo se llama?

El tacto

 

El olfato

¿Cuántos olores podemos olfatear?

Se creía que este órgano percibía un poco más de 10,000 olores diferentes, al ver el siguiente video, te sorprenderás al descubrir cuántos olores podemos olores.

El ojo

¿Cuántos colores podemos ver?

El oído

Más allá de nuestros cinco sentidos

Además de la vista, olfato, gusto, tacto, y audición, los seres humanos también tienen un sentido de equilibrio, de la presión, de la temperatura, del dolor, y del movimiento que hacen uso coordinado de múltiples órganos sensoriales. El sentido de equilibrio se mantiene por una interacción compleja de la vista, de los sensores propioceptivos (que son afectados por la gravedad y estiran los sensores en los músculos, la piel, y las articulaciones), del sistema vestibular del oído interno, y del sistema nervioso central. Cualquier trastorno en el sistema de equilibrio o de su integración con el cerebro puede causar la sensación de vértigo o inestabilidad.

Observa el siguiente mapa conceptual en él tienes un resumen de los sentidos, a que órgano le corresponde cada uno y que percibimos con cada sentido.

Fuente: https://cmap.ihmc.us/

 

Actividades:

Te proponemos a continuación varias actividades, para que las realices y practiques lo que has aprendido. Pincha en los siguientes enlaces:

Recursos relacionados

Fuentes:

Recursos