Persistencia

La persistencia se explica como la acción de mantenerse firme o constante en algo, o como la insistencia en conseguir algo propuesto. También, en cierto sentido, es que algo perdure por largo tiempo.

La persistencia es una las características más admirables que una persona puede poseer. Es la habilidad de tener determinación para hacer algo o lograr algo, independiente de cualquier dificultad. Según los expertos, un atributo que distingue a las personas exitosas es que trabajan hasta lograr sus objetivos a pesar de los obstáculos que puedan presentarse.

Muchos tienen la capacidad de establecer objetivos y planes para el éxito, pero solo unos pocos lo logran, debido a que pocos permanecen trabajando en sus objetivos hasta conseguirlos. La mayoría se detiene incluso antes de empezar o se rinden a medio camino. Muchas veces, la razón para rendirse son las dificultades, la incomodidad y la incertidumbre. Dejan que sus miedos los paralicen de seguir moviéndose persistentemente hacia sus objetivos. O tal vez, su motivación no es lo suficientemente firme para llevarlos a trabajar en ello.

Sin duda, la persistencia es una habilidad fundamental para el éxito. Es más fácil relajarse y no hacer nada o vivir solo en nuestra zona de confort, en lugar de enfrentar la incertidumbre de luchar por nuestros sueños. Además, la idea del fracaso y las dificultades puede ser inaceptable para algunos.

Si quieres crear un cambio en tu vida y lograr el éxito, ahora es el tiempo para desarrollar y perfeccionar la persistencia. A continuación, veremos seis maneras de ayudarte a desarrollar esta cualidad.

  1. Identifica tus deseos

Antes de que puedas desarrollar persistencia y eventualmente lograr el éxito, primero necesitas identificar tus deseos o lo que quieres lograr. Puedes hacer esto simplemente escribiendo específicamente todas las cosas que quieres tener o lograr. Haz una lista de tus deseos, sin importar cuán imposible parezcan de lograr en el momento.

  1. Determina tu motivación

La motivación viene de una profunda razón de por qué queremos lograr o tener algo. Si sabes por qué haces lo que haces, tendrás más energía para seguir moviéndote.

Por ejemplo, quieres publicar un libro. Crear un libro toma tiempo y paciencia. Si no tienes suficiente motivación, una razón de por qué necesitas publicar el libro, probablemente nunca lo termines. Pero si estás motivado por el deseo de influir y enseñar a millones de lectores a través de tus palabras, solo así podrás mantenerte trabajando hasta finalizar el libro.

  1. Define tus pasos de acción

Identificando tus deseos sabrás que quieres lograr. Determinando tu motivación verás la razón del por qué quieres lograr lo que deseas. Definir los pasos a seguir es necesario para saber cómo podrás lograr lo que quieres.

Cuando saber cómo podrás conseguir lo que quieres, se hace más fácil lograrlo. Para saber cómo, debes hacer algo de investigación y planeamiento de qué necesitas hacer. Sé específico en cada paso que necesitas tomar. Identifica al menos dos maneras o planes de cómo podrás lograr tus objetivos.

4. Ten una actitud mental positiva

El camino al éxito no es fácil, en realidad es desafiante, es por esto que solo unos pocos tienen éxito. Habrá varias veces que enfrentarás fracasos y obstáculos,y si eres débil, sucumbirás ante los pensamientos negativos del miedo y la duda.

Para desarrollar persistencia y tener éxito en tu campo, siempre mantén una actitud mental positiva, independientemente de la situación. Mantén tus pensamientos enfocados en tomar acciones hacia tus objetivos. Evita los pensamientos y sentimientos negativos porque solo arruinarán tu concentración y persistencia.

  1. Crea un grupo de personas con la misma mentalidad

Este grupo debe estar compuesto de personas que puedan ayudarte a lograr tus objetivos. Elige cuidadosamente en quiénes confiarás como parte de tu grupo. Si es posible, incluye solo aquellos que puedan darte opiniones imparciales y que tengan mentalidad positiva. No puedes desperdiciar tu tiempo escuchando consejos cínicos y gente pesimista. Este tipo de personas no te ayudarán a tener éxito; en su lugar, te quitarán energía y podrían llevarte al fracaso.

  1. Desarrolla disciplina y hábitos

La elaboración de tus objetivos y el planeamiento no servirán de nada si no eres capaz de desarrollar disciplina y buenos hábitos. Habrá muchos obstáculos que te detendrán de seguir avanzando hacia tus objetivos, y sin la correcta disciplina, será fácil caer. Desarrollando disciplina y buenos hábitos, podrás permanecer en el camino, a pesar de las dificultades.

Persistencia en la educación

Desarrollar la persistencia en el niño pequeño conlleva realizar un trabajo paciente y sistemático, puesto que sus procesos psíquicos son involuntarios.

El niño en la etapa de los cero a los seis años no dirige voluntariamente su conducta, solo apenas comienza el desarrollo de la voluntad, en la medida en que la educación estimule el desarrollo y las actividades que se realicen persigan este objetivo, se va formando poco a poco la voluntariedad de los procesos psíquicos.

Dado lo anteriormente expresado es absolutamente válido trabajar en el niño la persistencia como una cualidad psíquica, y enseñarle a que termine aquello que empieza, a que persista hasta obtener el resultado deseado aunque la actividad sea difícil.

Esta no es una tarea fácil, en particular con los más pequeñitos, sin embargo en el niño que ya está en el grado preescolar o preprimaria, ha de haberse alcanzado un nivel aceptable de la persistencia, que es lo que le permite obtener un rendimiento apropiado en las actividades docentes.

 

Referencias:

http://formacion-integral.com.ar

http://www.waece.org

Recursos