Scratch y la importancia de aprender a programar

En todo el mundo hay niños y niñas que están aprendiendo a programar, por tal motivo queremos motivar para que nuestros niñas/os se inicien en el mundo de la programación.

Aprender a programar desde temprana edad es como aprender un nuevo idioma, entre más temprano se haga, más sencillo será para nuestros/as niños/as adquirir las destrezas y habilidades del objeto a comprender. Se requiere de paciencia, compromiso y práctica para dominar tales habilidades a largo plazo.

No solo incrementa la resolución de la adquisición del lenguaje y significado, además incentiva la habilidad de comprensión, utilizando la analogía del discurso como herramienta principal. Sin duda son nuevas formas de expresión a través del lenguaje cifrado en nuevas tecnologías.

Hoy en día, en países de Europa, como Estonia, se fomenta a los niños a aprender código desde primer año de educación elemental. Los pequeños que a temprana edad aprenden a codificar tienden a desarrollar nuevas capacidades de resolución de problemas y nuevas aptitudes de aprendizaje lógico-verbal.

Los beneficios

Aprender a programar significa algo más que expandir las oportunidades laborales de un niño e ir moldeándolo desde el principio para adaptarlo al mercado de trabajo. En Estados Unidos, algunas de las personalidades más influyentes de Silicon Valley, entre las que se encontraban Mark Zukerberg y Bill Gates, apoyaron una campaña para expandir este aprendizaje de la mano del proyecto Code.org.

La campaña se dirige sobre todo a los más pequeños y a quienes tienen capacidad de decisión en su educación. Se desmitifican algunos tópicos y se alaban las cualidades que ofrecen los conocimientos de desarrollo, como una forma de desenvolverse en la vida, particularmente en el trabajo, llegado un futuro. Sin embargo, el mensaje está muy centrado en el aspecto laboral. Existen otros beneficios que la programación puede proporcionar a un niño.

Aprender a descomponer un programa general en otros más pequeños y abordables o localizar errores y repeticiones son algunas de las capacidades que impulsa la programación. Además, las matemáticas se convierten en una necesidad, una herramienta para conseguir un fin dotado de un sentido mayor que el resultado numérico de una multiplicación. Lo mismo ocurre con la geometría y así se va desarrollando no sólo la comprensión para entender estas materias sino el interés por las mismas.

La creatividad es propulsada por el reto de crear un programa que funcione e incluso que se diferencie de otros ya existentes. El desarrollo de un pensamiento abstracto y computacional es uno de los resultados que generan programar un juego, según Belén Palop, profesora de Informática de la Universidad de Valladolid, quien también señala la estimulación de las capacidades verbales y del trabajo en equipo como otras ventajas derivadas.

Sobre Scratch

Scratch es un programa de libre acceso, diseñado especialmente para que niñas, niños y jóvenes puedan crear historias interactivas, juegos y animaciones usando bloques de programación, que permiten aprender a programar de forma fácil y eficiente.

La comunidad mundial de Scratch se reúne en el sitio web https://scratch.mit.edu/. Este es un espacio colaborativo donde “scratchers” de todo el mundo pueden interactuar, subir y ver los proyectos de sus pares, analizarlos, reproducirlos y reutilizarlos para mejorar sus características, o reinventarlos con nuevas ideas.

El Día Internacional del Scratch o Scratch Day, se trata de un evento mundial que reúne a personas interesadas en aprender la programación con Scratch y compartir sus proyectos en sus grupos de trabajo.

Mitchel Resnick, director del Laboratorio de Medios de MIT, nos cuenta en este video como su herramienta Scratch cubre una de las mejores formaciones que les podemos dar a los niños a día de hoy, la de programar de forma sencilla con sus primeras herramientas.

Fuentes:

http://www.schoolcontrol.com/
http://hipertextual.com/

Recursos