Seguridad antes de salir de vacaciones

En esta Semana Santa muchas personas dejan sus horas solos, por tal razón debemos tomar medidas de seguridad para garantizar vacaciones placenteras, seguras y un regreso a clase sin sorpresas.

Antes de salir es importante:

Avisar a nuestros vecinos que estaremos fuera. Si es posible, indicarles quién tiene llaves de la casa por si se requirieran.

Revisar que el tanque de gas cerrado

Revisar calentador de agua esté apagado, sí los tiene.

Informarles en qué sitios, hoteles, albergues, etc. estaremos y darles los teléfonos de dichos lugares para localizarnos.

Asegurarnos de que cerramos bien puertas y ventanas.

Desconectar aparatos eléctricos que no se usarán (televisores, radios, videocasetera, etc.).

Dejar el refrigerador en el mínimo de frío para no desperdiciar energía.

Cerrar el gas, asegurarse de que los pilotos de la estufa estén apagados por la falta de gas y no porque estén apagados.

Dejar los papeles importantes bajo llave o de ser posible dejar una copia de los mismos a nuestros familiares.

Indicar a alguien de confianza sobre la póliza de seguros y qué hacer en caso de algún accidente mayor (a quién avisar, testamento, etc.).

Preparar un botiquín de viaje que contenga:

– Medicinas que tomamos frecuentemente, suficientes para más días de los que estaremos fuera, preveamos una saturación de vuelos de regreso (por ejemplo) que pudiera dejarnos un par de días más en el destino.

– Si viajan niños, llevar medicamentos para la fiebre, diarrea o padecimientos que sufran con frecuencia.

– Termómetro oral.

– Gasas, preferentemente no adherentes (al menos 5).

– Alguna solución antiséptica para limpiar heridas: (isodine, benzal, etc.)

– Una venda de 5 cm. y una de 10 cm.

– Lista de los teléfonos de emergencia de los lugares que visitaremos.

– Analgésicos.

– Pomada o ungüento para heridas leves y golpes.

– Si vamos al campo: repelente contra insectos.

– Si vamos a la playa: filtro solar y bloqueador.

– Tijeras.

– Pinzas.

– Manual o Guía de Primeros Auxilios.

Si se cuenta con seguro de Gastos Médicos, investigar si la póliza cubre al lugar en que estaremos, generalmente dichas pólizas sí cubren urgencias.

En ese caso, debemos llevar la credencial del seguro e identificación de los asegurados que viajarán.

AL SALIR:

Procurar subir maletas al coche una noche antes o procurar en la medida de lo posible que nuestra salida sea lo más discreta posible.

No cargar fuertes sumas de dinero durante la salida, se recomienda llevar cheques de viajero o tarjetas de crédito.

Si requerimos trasladarnos al aeropuerto o central de autobúses en taxi, solicitar un auto oficial de la central de autobúses, aeropuerto o de algún sitio de taxis. NUNCA ABORDAR TAXIS EN LA CALLE CON MALETAS.

Identificar el equipaje con alguna seña especial o particular, que esté bien amarrada. Existen muchas maletas similares y el colocarles una seña puede ser muy útil y ahorrarnos tiempo.

No guardar en las maletas dinero o documentos de identificación, eso se debe llevar en una bolsa de mano o consigo mismo.

AL LLEGAR:

Conseguir un mapa del lugar, e identificar:

– Teléfonos de Emergencia.

– Hospital cercano.

– Policía.

Recursos