El sistema nervioso humano

Es una de las estructuras más compleja de nuestro organismo. Su importancia se hace evidente al participar en prácticamente todas las funciones del organismo. Su buen desempeño es determinante para todo nuestro cuerpo.

Es, además, el sistema que nos permite relacionarnos con nuestro medio, recibir información instantánea a través de los órganos de los sentidos y responder de la forma más adecuada a cada situación. Y lo más importante, es el sistema que nos ha dado la capacidad de razonar, de aprender, de comunicarnos, de desarrollar nuestra inteligencia, y, por tanto, de ser la especie que ha dominado nuestro mundo.

El Sistema Nervioso es un conjunto de células muy especializadas, encargadas de mantener la vida de cada individuo mediante el desempeño de una serie de funciones específicas.

Las funciones que desempeña nuestro Sistema Nervioso nos permiten vivir.
Esas funciones son las siguientes:

* Transmitir impulsos nerviosos por nuestro organismo. ¿Para qué sirven los impulsos nerviosos?; sirven para:

Transportar la información y los estímulos captados por los órganos sensoriales.
Trasladar las respuestas a esos estímulos hasta los órganos que las van a realizar.
Llevar las “órdenes” que permiten que los distintos órganos de un animal funcionen perfectamente.

* Interpretar estímulos y elaborar respuestas, tanto más complejas cuanto más evolucionado es el ser vivo.

* Controlar el funcionamiento de los órganos y sistemas vitales (latido cardíaco, ritmo respiratorio, digestión, etc.)

* Llevar a cabo lo que llamamos las “funciones superiores” en los animales más complejos y fundamentalmente, en la especie humana. Estas funciones son la inteligencia, la capacidad de razonar y de aprender, la memoria, los sentimientos, etc.

Las neuronas y la transmisión del impulso nervioso.

Las neuronas son células especializadas en la transmisión de información gracias a que su membrana es capaz de generar débiles corrientes eléctricas que avanzan de un extremo al otro, el llamado impulso nervioso. Las neuronas que conducen el impulso nervioso hacia el sistema nervioso central se llaman sensitivas, y las que lo conducen el impulso nervioso desde el sistema nervioso central hacia los músculos y las glándulas se denominan motoras.

Las neuronas motoras presentan un cuerpo celular (cuerpo neuronal) en el que hay el núcleo y los orgánulos, una larga prolongación denominada axón y numerosas pequeñas prolongaciones denominadas dendritas. Las neuronas sensitivas presentan un cuerpo neuronal y dos axones.

Las neuronas se conectan entre si sin llegar a tocarse (esto recibe el nombre de sinapsis).

Imagen que te muestra la transmisión del impulso nervioso

La siguiente animación nos muestra los actos nerviosos: actos reflejos y actos voluntarios.

 Recuperado a partir de http://recursostic.educacion.es/ciencias/biosfera/web/alumno/3ESO/Relacor/imagenes/Arco_reflejo.gif Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 España

El sistema nervioso humano


El sistema nervioso presenta dos partes, el sistema nervioso central (SNC) y el sistema nervioso periférico (SNP).

El Sistema Nervioso Central (SNC). Está constituido por el encéfalo y por la médula espinal. Ambos órganos están protegidos por huesos (cráneo y columna vertebral respectivamente) y recubiertos por tres membranas protectoras denominadas meninges, existiendo un líquido amortiguador, el líquido cefalorraquídio, entre la más interna y la siguiente. El SNC es el encargado de recibir e interpretar los impulsos sensitivos y generar los impulsos motores.

Observa el siguiente mapa conceptual, que refleja la estructura del sistema nervioso.

El Sistema Nervioso Periférico (SNP). Es el conjunto de nervios que conectan el sistema nervioso central (el encéfalo y la médula espinal) con las diversas partes del cuerpo. Los nervios son estructuras con forma de cable constituidas por haces de axones de numerosas neuronas. Los más gruesos presentan una membrana externa protectora. Es pues una estructura similar a la de los cables eléctricos domésticos. Los nervios se pueden clasificar según tres criterios:

1) Según el sentido en qué transmiten el impulso nervioso. Se diferencian tres tipos de nervios: los sensitivos (conducen el impulso nervioso hacia el sistema nervioso central), los motores (conducen el impulso nervioso hacia los músculos y las glándulas) y los mixtos (conducen el impulso nervioso en los dos sentidos).

2) Según el lugar de dónde salen. Se diferencian dos tipos de nervios: los nervios craneales que salen del cráneo y los nervios espinales o raquídeos que salen de la médula espinal.

a) Nervios craneales.  Básicamente controlan los músculos de la cabeza y el cuello, exceptuando uno, el llamado nervio vago que controla muchas vísceras.

b) Nervios raquídeos. Todos los nervios raquídeos presentan una raíz dorsal y una raíz ventral. La raíz dorsal es sensitiva y presenta un ganglio, denominado ganglio raquídeo espinal, constituido por los cuerpos de las neuronas que reciben información de la piel y de los órganos. La raíz ventral es motora, es decir lleva información hacia la piel y los órganos.

3) Según si coordinan actos involuntarios o actos voluntarios. Se diferencian dos tipos de nervios: los nervios del Sistema Nervioso Autónomo y los nervios del Sistema Nervioso Voluntario.

a) Sistema Nervioso Autónomo o Vegetativo. Es el que controla de forma involuntaria, total o parcialmente, las funciones de las vísceras (corazón, pulmones, estómago, intestino y vejiga de la orina), la presión arterial, la producción de sudor, la producción de orina y la temperatura corporal. Está controlado por el hipotálamo y la médula espinal. Los nervios están formados casi totalmente por fibras amielínicas. Se diferencian dos tipos:

    • El Sistema Nervioso Autónomo Parasimpático. Es el que predomina en los momentos de relajación. Está constituido por el nervio craneal vago y comparte los nervios raquídeos de la región sacra. Produce los efectos contrarios al simpático, es decir, 

    • El Sistema Nervioso Autónomo Simpático. Es el que predomina en los momentos de tensión. Sus nervios comparten el resto de los nervios raquídeos. Se encarga de activar al organismo, por lo que incrementa el gasto de energía y suele funcionar durante el día.

b) Sistema Nervioso Voluntario. Es el que controla total o parcialmente las acciones voluntarias de nuestro cuerpo. Estas pueden ser acciones conscientes, como por ejemplo coger un objeto que queremos, o inconsciente, como por ejemplo adelantar la pierna derecha al andar. Está controlado por el cerebro. Sus nervios están formados totalmente por fibras mielínicas.

Partes del Sistema Nervioso Central (SNC).

Son dos: el encéfalo y la médula espinal.

a) Encéfalo. Es una masa de neuronas de aproximadamente 1,5Kg de peso que está constituida, en su parte externa, por sustancia gris, formada básicamente por cuerpos neuronales, y, en su parte interna, por sustancia blanca formada por axones. De diferentes zonas del encéfalo salen unos nervios denominados nervios craneales. En el encéfalo se pueden distinguir las siguientes seis partes:

  • Cerebro. Es la parte más grande y en él reside la memoria, la capacidad de pensar y, por lo tanto, de tener un lenguaje significativo y una capacidad creadora. Presenta una profunda cisura que lo divide en dos hemisferios cerebrales.
  • Sistema límbico. Está en el centro profundo del cerebro (cuerpo calloso). Recibe las emociones (hambre, sed, miedo, agresividad y deseo sexual) e interviene en las acciones de respuesta.
  • Tálamo. Actúa seleccionando las informaciones que van hacia el cerebro.
  • Hipotálamo. Regula el sistema nervioso autónomo. Además, influye en la glándula hipófisis a través de dos vías: mediante neuronas y segregando hormonas.
  • Cerebelo. Interviene controlando los músculos responsables del mantenimiento de la postura y del equilibrio corporal.
  • Bulbo raquídeo. Está bajo el cerebelo. En él se produce el control autónomo reflejo del ritmo respiratorio y del cardíaco, la deglución, el vómito y la presión sanguínea.

Realiza las siguientes actividades, para que practiques todo lo que has aprendido

Pulsa aquí para ver las actividades.

Pulsa aquí para ver más actividades

El siguiente recurso educativo interactivo, nos permite conocer el cuerpo humano como un todo organizado: sistema nervioso, sentidos y movimientos.

Enlaces relacionados

Fuentes

Recursos