cintillo fundamentos2_760x62



FUNDAMENTOS 2

Portada
Indice
Tema I
Capítulo 1
Capítulo 2
Capítulo 3
Capítulo 4
Capítulo 5
Capítulo 6
Capítulo 7
Capítulo 8
Tema II
Contáctenos

 

8. ÁREA DE FORMACIÓN INTEGRAL, HUMANA Y RELIGIOSA

8.1. DEFINICIÓN DE LA NATURALEZA DEL ÁREA


Área de Formación Integral, Humana y Religiosa es de naturaleza esencialmente integradora porque busca el desarrollo del ser humano en todas sus dimensiones. Parte de la naturaleza fundamental y unitaria del mismo, teniendo como base los valores humanos y cristianos, que proceden de la doctrina y la persona de Cristo.


Dicha área responde a la necesidad de apertura e interrelación de la persona con Dios, con los demás y consigo misma. Es una dimensión esencial de su ser, puesta de relieve tanto por la Teología, como por otras ciencias y disciplinas humanas como la Filosofía, la Psicología, la Antropología..., que han asumido y explicado el fenómeno religioso como parte fundamental del devenir humano. La historia y la cultura universal llevan la impronta de lo religioso; el cual ha sido un elemento que ha humanizado y creado sentido y espacio para la vida y el quehacer diario de las personas y la comunidad.


Esta formación responde a la realidad cultural e histórica de la conformación de nuestro pueblo y de toda América Latina, en los cuales la religión impregna y se articula con los hechos y acontecimientos presentes en nuestra realidad cultural. La religiosidad popular en América Latina sigue siendo elemento medular y configurado de una cultura que se sabe íntimamente ligada a la dimensión trascendente de la persona, donde se manifiestan las características específicas de cada región.


Por tanto, uno de los elementos fundamentales para obtener la formación integral del ser humano es la religión, en nuestro caso la cristiana, por su determinada visión de la persona y del mundo. Trata de responder a las interrogantes y aspiraciones más profundas del espíritu y da sentido a la vida en sí misma y a su fin último.


Desde esta perspectiva, la formación religiosa nace como una exigencia de la educación integral del ser humano.


El hecho religioso está en la base de nuestra cultura (nociones, ideas, valores, sentimientos, actitudes, procesos, etc.) por lo cual se hace necesaria de la formación del sujeto, ya que la dimensión religiosa es por naturaleza esencial y fundamental de la persona y su cultura, por consiguiente está en la sociedad y en la historia.


Es el espacio para reflexionar sobre las interrogantes que se suscitan en la vida. La religión, al contactar con el progreso de la cultura trata de responder a esas interrogantes profundas del ser humano, con unos conceptos claros y términos precisos. Se esfuerza por dar respuestas, de diversas maneras, a esas inquietudes morales y espirituales del hombre y de la mujer de hoy, señalando caminos, doctrinas, normas de vida, celebraciones litúrgicas, etc, para llenar el vació interior, a través de la vivencia y el compromiso de fe.


La Formación Integral, Kumana y Religiosa propone la palabra de Dios que se encarna en nuestra cultura, como doctrina que es capaz de liberar al ser humano de las opresiones que le imponen las estructuras y lo capacita para ser una persona creativa, solidaria, participativa... al servicio del bien común,


Propone a Cristo como camino, verdad y vida libertadora no sólo de las estructuras injusta, sino también de las esclavitudes que produce el desvió del camino correcto. La relación fe y cultura se da necesariamente en el contexto de la vida y no sólo en el ámbito escolar. Al desarrollar la Formación Integral, Humana y Religiosa como área académica se propicia el diálogo y encuentro real entre fe y cultura, planteándolo en forma específica y crítica.


En la perspectiva de la libertad, se asume que la religión exteriormente no se impone. Es un reclamo interior de todo ser humano que la acepta con responsabilidad. Esta responsabilidad debe ser educada para que el acto de fe o aceptación religiosa sea libre. La educación, en ese orden, es, por fuerza crítica, para determinar un acto humano libre, consciente y meritorio expresado en acto de fe.


Se sitúa también esta área dentro de la cultura particular en la que está inserto el educando, es decir, en su situación. Esta situación pasa a ser contenido, por lo tanto es un área necesaria. Esta situación, esta cultura, es fluente de conocimiento y de elaboración crítica.


8.2. RELACIÓN DEL ÁREA CON EL DESARROLLO DE LA SOCIEDAD DOMINICANA


“La Formación Integral Humana y Religiosa, por insertarse en la escuela, busca la educación global del alumno. Esta ha de presentarse en el espacio propio de las asignaturas escolares; aunque por su finalidad intrínseca ofrezca aspectos que le den un trato diferente de las otras áreas escolares. Debe por lo tanto, gozar del status académico de cualquier otra área”1.


Esta área intenta penetrar e iluminar todas las demás y llenar los espacios que las ciencias pueden pasar por alto en la dimensión espiritual del ser humano. Es un contenido escolar que entra en relación con los de las demás áreas, participando de un diálogo serio entre la fe y la ciencia. Es un lugar de encuentro y síntesis entre fe y cultura. “En este sentido, cobra mucha importancia ya que en todas las asignaturas de algún modo se ve la relación con la dimensión religiosa de la vida de la persona. La Formación Integral Humana y Religiosa busca educar desde una perspectiva de fe la dimensión creyente de los dominicanos


La escuela, como entidad educativa, debe crear espacio suficiente para la educación en la fe y favorecer su proceso formador, ya que ésta es una de las dimensiones esenciales de la persona humana, y que más se relaciona con la cultura.


Por lo tanto es un compromiso en toda su amplitud:


* CONSIGO MISMO, desarrollando la personalidad, la creatividad, la valoración de la vida y de la dignidad humana.
* CON LOS DEMÁS, en el campo de las relaciones interpersonales, respeto al otro, solidaridad y servicio. Relación familia y comunidad.
Mons. Pepén, Juan F. op. cit.
2 Ibidern
* CON LA NATURALEZA, con las cosas, como responsable de su equilibrio, no como esclavo, ni depredador.
* CON LAS ESTRUCTURAS, el respeto a los deberes y derechos ya la justicia.
* CON LA TRASCENDENCIA, tomando conciencia de su relación con un Dios personal y cercano al ser humano.


Es una fe que se manifiesta en hechos y que empieza a ser cultivada, motivada e interpelada desde los primeros niveles del sistema educativo hasta la adultez, dando sentido al mismo tiempo a la vida de los favorecidos o no por la naturaleza y la sociedad.


En este sentido pretende ser:
Integral del ser humano


• Suscitando la reflexión sobre las interrogantes trascendentes de la vida.
• Proponiendo la palabra de Dios encarnada en nuestra cultura como liberadora de las opresiones y esclavitudes.
• Capacitándolo para ser persona creativa, solidaria y participativa, al servicio del bien común.
Gioba) de la sociedad
• Como ser en relación consigo mismo, con Dios, con la sociedad y con la naturaleza.
• Interpelando las estructuras sociales.
• Orientando el adecuado uso de bienes y servicios.
• Depurando e integrando los elementos de la cultura dominicana y redimensionando la religiosidad popular. Es decir, promoviendo los elementos cristianos propios de la cultura de cada pueblo, región o país, a los niveles más altos de la fe

* CON LA NATURALEZA, con las cosas, como responsable de su equilibrio, no como esclavo, ni depredador.
* CON LAS ESTRUCTURAS, el respeto a los deberes y derechos ya la justicia.
* CON LA TRASCENDENCIA, tomando conciencia de su relación con un Dios personal y cercano al ser humano.


Es una fe que se manifiesta en hechos y que empieza a ser cultivada, motivada e interpelada desde los primeros niveles del sistema educativo hasta la adultez, dando sentido al mismo tiempo a la vida de los favorecidos o no por la naturaleza y la sociedad.


En este sentido pretende ser:
Integral del ser humano


• Suscitando la reflexión sobre las interrogantes trascendentes de la vida.
• Proponiendo la palabra de Dios encarnada en nuestra cultura como liberadora de las opresiones y esclavitudes.
• Capacitándolo para ser persona creativa, solidaria y participativa, al servicio del bien común.
Gioba) de la sociedad
• Como ser en relación consigo mismo, con Dios, con la sociedad y con la naturaleza.
• Interpelando las estructuras sociales.
• Orientando el adecuado uso de bienes y servicios.
• Depurando e integrando los elementos de la cultura dominicana y redimensionando la religiosidad popular. Es decir, promoviendo los elementos cristianos propios de la cultura de cada pueblo, región o país, a los niveles más altos de la fc


8.3. APORTES DEL ÁREA A LA FORMACIÓN DE NUEVOS SUJETOS


El área de Formación Integral Humana y Religiosa busca una educación integral que facilite el desarrollo del ser humano fundamentado en los valores cristianos y humanos.


Procura el diálogo entre la razón y la fe, y la síntesis entre fe y vida. Trata de que la persona se humanice al máximo y se capacite para establecer relaciones positivas consigo misma, con los demás, con la naturaleza y con Dios, principio y fin de la existencia.


Capacita al sujeto para ser persona creativa, solidaria, participativa, fraterna al servicio del bien común, conforme a los reclamos del presente y al tipo de dominicano que se necesita de cara al futuro.


La sociedad dominicana es pluralista. En lo que se refiere a la cultura, ha de reconocerse la importancia de la religiosidad en la vida cotidiana. En encuestas y consultas realizadas a la población se determinó que la mayoría profesa el catolicismo, reportando además la valoración de esta área por parte de la colectividad, y la necesidad de que se ofrezca este espacio de reflexión en los centros educativos. Este espacio “reconoce el derecho natural de los padres y/o los hijos a querer o no determinada formación religiosa, orientándolos en la responsabilidad que esto conlleva”3.


“La Formación Integral Humana y Religiosa no pretende se4r catequesis, ni movimiento de espiritualidad particular o proselitista”


Pone énfasis en la formación de valores, educa para promover la dignidad humana. Tiene en cuenta el diálogo fe-cultura y promueve al educando hacia el encuentro con las realidades culturales, valores, actitudes y lenguajes que viven y descubren los (as) alumnos (as) con miras a formar una auténtica civilización del amor.
3 Cornby, Jean. ygg
4 Cruz, José R. 1978

 

Se trata de una formación liberadora y unificadora, puesto que parte de los problemas concretos de los niños(as), de los jóvenes y de los adultos de hoy, situados en una realidad específica. Vincula la escuela, el hogar y la comunidad. La riqueza cultural del pueblo dominicano y sus expresiones más relevantes a nivel religioso.


8.3.1. Vida Cotidiana y Religiosidad Popular


FI área, a través de la vinculación a las experiencias de la vida cotidiana a las de la religiosidad popular, contribuye a la formación liberadora de los sujetos al permitir el descubrimiento del potencial creativo de los dominicanos, promover la superación de las prácticas sociales reproductoras de la ignorancia y fomentar la reflexión ética en torno a la dignidad de la persona humana.

 

De esa forma, ayuda a la formación de un sujeto:
Capaz de conocer y aceptar la persona de Cristo, asumir su mensaje, lo cual da sentido profundo a (a vida personal y colectiva.
Libre


* Valorándose a sí mismo como criatura de Dios.
* Respetando a los demás, reconociendo su derecho y el ajeno.
* Desarrollando la capacidad de trabajo en equipo y la expresión libre de sus convicciones de fe.
* Capacitándose y orientándose para las opciones vitales.
Activo
* Participa activa y creativamente en su proceso de aprendizaje.
* Resuelve situaciones nuevas de manera original en la familia, en la escuela y en la comunidad.
* Siendo agente positivo de cambio en una sociedad en continua transformación, acompañado y apoyado por sus maestros(as), así como en los principios de la moral y de la fe.
Crítico
* Analizando su realidad y situándose en el contexto cultural y social.
* Propiciando la indagatoria de nuevas explicaciones y respuestas a los hechos de la vida y a los datos aportados.
* Descubriendo la acción providente (proveniente proveedora) de Dios en el acontecer histórico.
Autocrítica
• Auto-evaluación y valoración de sus propios hechos, actitudes y comportamientos humanos y religiosos.


Consciente
* Sentido de su dignidad como persona y de hijo de Dios.
* Sentido de pertenencia a la sociedad dominicana y a su comunidad religiosa.
* Conciencia de su realidad histórico-personal.
* Conciencia de su compromiso social y su rol en la vida.


8.4. INDICACIÓN Y FUNDAMENTACIÓN DE LOS CAMPOS DEL CONOCIMIENTO


La Formación Integral Humana y Religiosa toma su razón de ser y se apoya en las siguientes ciencias y disciplinas, desarrolladas alo largo de la historia del pensamiento humano:


Teología


La Teología se define como ciencia o tratado de Dios. Dios se revela como creador de todo y como Padre del género humano. También se revela en su Hijo Jesucristo que se encama en la historia y asume la condición humana para salvar a todos los hombres y mujeres, para quienes murió y resucitó, y atraerlos al conocimiento de la verdad liberadora. La Teología trata de interpretar estas verdades sobre Dios, el ser humano, las relaciones con los demás y con la naturaleza, para conocimiento y ordenamiento de la vida cristiana desde la perspectiva de la fe.


La fuente principal del saber teológico es la Palabra de Dios revelada.


Filosofía


Es una disciplina del conocimiento que reflexiona sobre el ser, sus fundamentos últimos, su existencia y la esencia, sus causas, principios y fin último. El ser humano, como ente pensante, se cuestiona sobre su existencia, sobre sí mismo y sobre el otro, su entorno, la naturaleza y su modo de estar en el mundo. La Filosofía desde la razón trata de dar respuesta a estas interrogantes. La religión utiliza los aportes de la filosofía, tratando de dar sentido global a la existencia en búsqueda de la profundidad de las cosas y del ser.


Sin embargo, la Filosofía tiene su propia esfera, que no coincide ni se reduce a la Religión, e incluso, en algunos casos es diferente, por tanto, no debe equipararse a la esfera religiosa. No obstante, en Religión se necesita de la Filosofía para ofrecer aportes congruentes y significativos al pensamiento humano, para la formación de hombres y mujeres reflexivos.

 

Ética


Tomada en su doble raíz griega original ETICA (Etnos) implica el carácter, el modo de ser, la identidad de una persona o de un pueblo y también implica las costumbres (como la expresión cultural).


Identidad y costumbre se interrelacionan para ofrecer:


Un marco valorativo que identifica, juzga y explica la conducta de un ser humano.


Una ética grupal o sea el universo de valores que da unidad y significación a un grupo humano.


En este sentido el hecho educativo y la formación ¿tica están estrechamente unidos en el compromiso de lograr la plenitud de un ser personal, social y espiritual, con identidad y valores propios. Capaz de responder de sus acciones y opciones ante los demás.


Esto se da de manera especial en la educación religiosa. La Ética cristiana tiene características muy especiales como disciplina fundamentada en la moral y espiritualidad de las personas y de los pueblos.


Psicología


Esta ciencia se ocupa, entre otras cuestiones, de descubrir todas las manifestaciones de la conducta e interioridad, tanto individual como social, y los factores que regulan el desarrollo del ser humano.


Ayuda tanto a la comprensión de la realidad como al activar-actuar frente a ella, manteniendo al individuo en una incesante búsqueda de la verdad y la lucha por la vida. Esto lleva al ser humano a conocer a los otros individuos, y a las demás formas de vida, y a conocerse a sí mismo para poder desarrollar toda su capacidad de adaptación y convivencia con su medio.


La Psicología colabora con el árcade Formación Integral, Humana y Religiosa en cuanto a buscar el equilibrio, dominio interior y exterior de la persona y su contexto social, y a las relaciones humanas en general. Ayuda a desarrollar la personalidad, fortalecer la auto-estima, mantener buena relación consigo mismo(a), con su ambiente natural y social y así lograr un comportamiento acorde con las normas áticas y sociales, en definitiva muy semejante al que pretende alcanzar la Formación Humana y Religiosa, pero sin recurrir necesariamente a la trascendencia, a la divinidad.
Esta ciencia ayuda a comprender la naturaleza de las experiencias, las diferencias entre los seres humanos, facilita la convivencia entre las personas.


Antropología


Reflexiona sobre todo aquello de lo que el ser humano se ocupa. Íntegra el aspecto biológico y el histórico-espiritual de la persona, tomando conciencia de que el ser humano, aun siendo cuerpo, es un ser que supera el cuerpo y está abierto a la historicidad: en sus relaciones vitales y en los planos corporales, anímicos y espirituales.


La Antropología se ocupa del aspecto humano de la cultura; esto es, del ser humano de todos los tiempos y latitudes como protagonista de sus hechos.


Para los fines aquí propuestos la parte de esta disciplina, pertinente a esta área, es la Antropología Teológica Bíblica, la cual critica la visión instrumental y utilitarista de la persona que ofrece la tecnología. Su fuente de inspiración es la tradición bíblica que afirma el valor absoluto e inalienable del ser humano. Un ser humano en diálogo personal con Dios, de cuya vida participa y en cuya órbita privilegiada se encuentra. Ese es el sentido antropológico de la presentación bíblica del hombre como imagen de Dios.

 

Sociología


Ciencia que estudia el fenómeno de conformación de los conglomerados humanos desde sus orígenes y los factores que inciden en su estructuración: lo étnico-social, lo político, lo económico y lo cultural. El área toma de la reflexión socio-cultural elementos significativos que ayudan a comprender la sociedad actual, las relaciones nacionales e internacionales y el hecho histórico-cultural y sus implicaciones en los valores, anti-valores, actitudes y comportamientos personales, sociales y religiosos actuales.


Historia


Busca la comprensión de los procesos vividos a nivel mundial, regional y nacional y su relación con el hoy, tratando de ver en esto las razones de los hechos actuales y aprendiendo a ser sujetos que preparan y construyen la historia. Se privilegia la historia de salvación que reflexiona a nivel teológico, los hechos del pueblo elegido por Dios, que interpretó su propia historia como un hecho salifico y busca en ella los paralelos entre la historia universal, regional y nacional para una comprensión del plan de Dios con la humanidad.


Geografía


Esta disciplina tiene la función específica de señalar las relaciones existentes entre el espacio físico como escenario vital humano y los hechos más relevantes que allí se desarrollan a nivel del pueblo o nación y que caracterizan la vida de un país. Así, la vida de Jesucristo, como los demás acontecimientos de la historia de la salvación, se desarrolla en un espacio físico y socio-cultural determinado.


La Geografía aporta conocimientos significativos sobre el antiguo pueblo de Dios: Israel, de la vida y acciones de Cristo y de los primeros pasos de la comunidad cristiana, así como de la expansión de la iglesia naciente en otras zonas del orbe. También ayuda a comprender expresiones, relatos bíblicos y evangélicos y ciertas actitudes y costumbres características de diversos grupos étnicos, así como a apreciar los lugares sagrados, hoy reliquias de la humanidad.

 


BIBLIOGRAFÍA


- Artales, P. Juan. Folleto Doctrina Social de la Iglesia: S.F.
- Augé, Henri. Para Vivir la Fe con los Jóvenes. Ed. Verbo Divino. Estella Navarra: 1988.
- Auria, P. A., Betés, L., Mridivil, E., Torra, E. y Trol, J. A. Dios y Nosotros (II Cursos de Formación Religiosa). Ed. Verbo Divino. Estella Navarra: 1981..
- Bada Panillo, José. Para una Enseñanza Crítica de la Religión. 1. jesucristo. Equipo Eucaristía. Ed. Verbo Divino: S.F.
- Boff. Leonardo. El Camino Sagrado de la Justicia. Meditación sobre la pasión de Cristo ayer y hoy. Navidad. La Humanidad y la Jovialidad de Nuestro Dios: S.F.
- Conferencia Episcopal de Santo Domingo. Catecismo de la Iglesia Católica. - Editora Corripio CxA., Santo Domingo: 1993.
- Calvo Cubillo, Q., Abad Hernán, P. P. y Cuadrón de Mingo, A. A. La Iglesia. 2da. edición: S.F.
- Calvo Cortés, A. y Ruiz Díaz, A. Para leer la Eclesiología Elemental del Aula a la Comunidad de Fe. Editorial Verbo Divino:
1990.
- Calvo Cubillo, Quintín. Jesús de Nazaret. Ed. Verbo Divino. 2da. Edie. Estella Navarra: 1984.
- Calvo Cubillo, Quintín. El Hombre y Dios Hoy: S.F.
- Calvo Cortés, A. y Ruiz Día4 A. Para Leer una Eclesiología Elemental. Ed. Verbo Divino. Estella Navarra: 1990.
- CEP. La Práctica de Jesús. Lima: 1980.
- CODECAL. Los Derechos Humanos. Cómo hacerlos realidad. Ira. Edic. Bogotá: 1979.
- Comby, Jean. Para leer la Historia de la Iglesia. De los Orígenes al Siglo XV. Editorial Verbo Divino. Estella Navarra: 1986.
- IV Conferencia General del Episcopado Latinoamericano. Nueva Evangelización y Promoción Humana, Cultura Cristiana. Documento de Santo Domingo.

 

- Comby, Jean. Para leer la Historia de la Iglesia. Del Siglo XV al Siglo XX. Editorial Verbo Divino. Estella, Navarra: 1988.
- Cruz, José R. Hacia el Desarrollo de la Personalidad. Editora de La Salle. 3ra. edición. Santo Domingo: 1978.
- Evangelización de la Cultura. 1 Semana de Reflexión Teológica Pastoral: 1987.
- Fe Cristiana y Compromiso Social. Versión popular. Comisión Episcopal de la Pastoral Social. Santo Domingo: 1966.
- Gómez Caffarena, José. La Entraña Humanista del Cristianismo. Ed. Verbo Divino. Estalla Navarra: 1987.
- Hofinger, Johannes, S.J. Cristo, El Por Qué de Nuestra Esperanza. Los principales elementos del mensaje cristiano. Barcelona: 1975.
La Evangelización en el presente y futuro de América Latina. Puebla:
1979.
- Libertad y Responsabilidad Personal y Social. Instituto Nacional de Pastoral, Texto base para 1987.
- Mejía García, Eduardo y Sala, Piédrola. Religión. Ed. Santillana. Madrid: 1985.
- Montserrat, C., Plateaux, L. y Roux, P. Para.Leer la Creación en la Evolución. Ed. Verbo Divino. Estella Navarra: 1985.
- Moracho, felix, S.J. Cristo, Una Buena Noticia. SPEV. (Veinte ternas para evangelizar): S.F.
- Morales, Hno. Alfredo A. Hombre Nuevo; Nueva Educacióñ. Editora de La Salle. Santo Domingo: S.F.
- Ortiz, Eduardo. Jesús de Nazaret. Curso Latinoamericano de Cristianismo: SE.
- Pikaza, Xavier. Para Leer la Historia del Pueblo de Dios. Ed. Verbo Divino. Estella Navarra: 1987.
- Por los Niños Ahora. Niños y Mujeres de República Dominicana. Cifras en imagen. UNICEF: S.F.


- Sáez, José Luis. S.J. Cinco Siglos de Iglesia Dominicana. Ed. Amigo del Hogar. Santo Domingo: 1987.
- Si a la Civilización del Amor. Casa de la Juventud: S.F.
- Torra de Arana, Eduardo. Nosotros y Dios (Cursos de Formación Religiosa). Ed. Verbo Divino. Estella Navarra: 1981.
- Trilling, Wolfgang. Jesús y los problemas de su Historicidad. Ed. Herder. Barcelona: 1970.
REVISTAS:
- Album 1: 1970.
- Album2.
- Cristo y los Cristianos
- El Hombre y su problema
- Revista Imagen de la Fe




 

©2004 . All Rights Reserved.